Dr Monteagudo: Las tecnologías de “Ambient Assisted Living” y sus implicaciones sociales

5 08 2013

Dr. José L. Monteagudo

joseluismonteagudopea@gmail.com

 

Ambient Assisted Living (AAL) se refiere al uso de sistemas basados en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para que las personas, especialmente las de mayor edad, puedan vivir mejor, de forma más saludable y mas segura en su entorno preferido.

A lo largo de la última década los programas nacionales y europeos de I+D+i  han estimulado el desarrollo de aplicaciones innovadoras basadas en TIC para AAL. En particular cabe destacar el  European AAL Joint Program [http://www.aal-europe.eu], soportado por 23 países y la Comisión Europea. Este Programa ha financiado  mas de 150 proyectos en el periodo de 2008 a 2013. Estos proyectos se han dirigido al apoyo de las personas mayores en aspectos tales como la prevención y la gestión de las condiciones crónicas, la interacción social, la independencia, la movilidad, la auto-gestión en las actividades de la vida diaria y al trabajo remunerado o no.

 

Fig.1. Portada del catalogo de Proyectos del Programa Conjunto Europeo de Ambient Assisted Living (AAL)

Fig.1. Portada del catalogo de Proyectos del Programa Conjunto Europeo de Ambient Assisted Living (AAL)

Las actividades de investigación abarcan desde aspectos prácticos de utilización de sensores llevables por las personas hasta el diseño de servicios asistenciales sociales y sanitarios integrados. Los resultados incluyen un gran número de experiencias piloto que se han enfocado principalmente en verificar prototipos y arquitecturas técnicas. No obstante, una asignatura pendiente es conseguir la difusión de los resultados de I+D a fin de hacer posible la accesibilidad generalizada a productos y sistemas de AAL  y el despliegue para la población general de nuevos servicios mas ajustados a las necesidades de la población, mas eficientes y mas sostenibles. Para acometer esta situación, en 2011 se puso en marcha la iniciativa del European Innovation Partnership on Active and Healthy Ageing (EIP-AHA) [https://webgate.ec.europa.eu/eipaha/]. Con esta iniciativa, se intenta salvar las barreras a la innovación existentes a lo largo de la cadena de provisión de los servicios sanitarios y sociales mediante una aproximación interdisciplinaria e intersectorial. El objetivo principal es  aumentar  2 años de vida saludable (HLY) de los ciudadanos europeos en 2020.  HLY es una medida del estado de salud funcional de las personas utilizado en Europa para caracterizar una población más allá de los simples datos estadísticos de esperanza de vida.  Las enfermedades crónicas, la fragilidad y la discapacidad tienden a ser más prevalentes a edades avanzadas de forma que una población con mayor esperanza de vida puede que no sea mas saludable por ello.

 

El Plan de Implementación Estratégica de EIP-AHA ha recibido la adhesión de 261 proyectos soportados por grupos de diferentes tipos de partes interesadas del sector público y privado.  Además se han identificado 54 regiones y municipalidades como  ’Sitios de Referencia” para intercambio de buenas prácticas y compartir conocimiento y experiencia en acciones para envejecimiento activo y saludable.  En este marco colaborativo, el Instituto de Salud Carlos III participa en el Grupo de Acción B3 sobre “Cuidados integrados para enfermedades crónicas, incluyendo la monitorización remota a nivel regional” mediante el Proyecto PITES (Plataforma de Innovación en Telemedicina y e-Salud). En particular este proyecto se ocupa de la seguridad, la potenciación de los pacientes, el soporte a la toma de decisiones por los médicos y de la interoperabilidad.  La interoperabilidad de los dispositivos y sistemas AAL (o mejor su ausencia) es un obstáculo importante para la difusión extendida porque aumenta los costes y reduce la efectividad de los sistemas impantados.

Más allá de la esfera de los dispositivos, una de las mayores preocupaciones es la interoperabilidad de los datos con la Historia Clinica Electrónica y otros sistemas de información relacionados con la salud de las personas bajo cuidado. También está emergiendo la necesidad  creciente de la interoperabilidad organizativa, es decir la capacidad de diferentes organizaciones y profesionales para intercambiar información y para colaborar en procesos compartidos complejos.

 

Fig. 2  Desarrollo de robots asistentes de las personas mayores en su vida cotidiana (Ref. Proyecto DOMEO  www.aal-domeo.eu)

Fig. 2 Desarrollo de robots asistentes de las personas mayores en su vida cotidiana (Ref. Proyecto DOMEO www.aal-domeo.eu)

Las tecnologías AAL implican la creación de nuevos mundos para las personas mayores.

Ciertamente, una de las fuerzas más importantes que conducen la actividad humana es el deseo de optimizar el estado de salud y mejorar las condiciones de calidad de vida. Los individuos buscan alcanzar esto para ellos mismos, su familia y  las comunidades de las que forman parte.  Se intenta que las tecnologías AAL sirvan para ayudar a los individuos a vivir más años con mas calidad de vida. Es decir mas HLYs. No obstante es difícil evaluar el impacto real de las tecnologías AAL actuales en la sociedad y las implicaciones de vivir en los entornos “inteligentes” del mundo digital. Es necesario comprender las complejas relaciones entre tecnología y sociedad particularmente las consecuencias de los despliegues a gran escala cubriendo poblaciones de millones de usuarios. Hay que considerar que las tecnologías no crean la trasformación de la sociedad por si mismas. Están diseñadas, implementadas y utilizadas por personas en sus contextos sociales, económicos y tecnológicos. Además, frecuentemente, las tecnologías tienen consecuencias no intencionadas que se combinan para tener impactos relevantes no imaginados por los creadores de la tecnología. En línea con ello se plantea el reto de la evaluación de los sistemas sociotecnológicos complejos que adelantan un futuro con las tecnologías de AAL en nuestras vidas cotidianas, bien para nuestros padres o para nosotros mismos.



El Grupo CMC entra en el mercado español de la E-Health

30 05 2013

Grupo CMC, consultora española del entorno de las tecnologías de la información, ha adquirido la empresa Ártica Telemedicina, pionera en nuestro país en el desarrollo de soluciones e-Health (informatización de la sanidad), con más de diez años de experiencia. Con esta operación, el Grupo CMC inicia su actividad en este mercado, que según prevé la firma, en 2015 generará un volumen de negocio de 4.000 millones de euros en España.

La estrategia de CMC es desarrollar distintas soluciones profesionales para clínicas, hospitales, laboratorios y compañías de seguros para permitirles afrontar de manera óptima el nuevo entorno que las TIC están perfilando en el sector sanitario. Según CMC, la nueva era de la digitalización y las comunicaciones, cambiará radicalmente diversos aspectos de este mercado, tales como las relaciones entre profesionales, el acceso e intercambio de información, las relaciones con los pacientes, la asistencia médica o el control de las enfermedades crónicas.

 

Ártica Telemedicina seguirá operando con marca propia y acometerá una importante ampliación de su actividad en el nuevo entorno de la mHealth (soluciones para la salud mediante el uso de dispositivos móviles), nacido como consecuencia del uso masivo de este tipo de terminales. Con esta adquisición, CMC aunará el perfil innovador de Ártica, presente en los principales programas de I+D+i nacionales y europeos, con la experiencia de CMC en el desarrollo de soluciones basados en nuevas tecnologías para grandes empresas de diversos sectores productivos, lo que permitirá a la consultora abordar este nuevo mercado de manera global.

Según CMC, los factores fundamentales que están empujando el mercado e-Health español son variados. Entre ellos caben destacarse, la demanda de una nueva relación digital de los ciudadanos con los proveedores de salud (consecuencia de la adopción masiva de Internet, redes sociales o los dispositivos móviles), frente a una evolución más lenta del sector sanitario en la integración de nuevas tecnologías. Otro de los motivos para la consultora es la necesidad de una sanidad más eficaz que permita el ahorro de costes en el presente y sobre todo de cara a futuro, debido a la inversión de la pirámide poblacional, que dibuja una sociedad cada vez más envejecida y con dolencias crónicas. Enlazada con esta realidad, CMC también apunta la necesidad de desarrollar nuevos modelos de atención de enfermedades crónicas (actualmente consumen el 70% de los recursos sanitarios), incluyendo la prevención de factores de riesgo, tales como el peso, la falta de ejercicio, el tabaco o el consumo de alcohol.

 

m-Health

El uso masivo de los dispositivos móviles entre los ciudadanos y su facilidad de uso han roto la brecha digital de diversos colectivos, tales como el de la población de mayor edad. Por ello, la consultora prevé que estos dispositivos serán uno de los detonantes del uso de las TIC en el sector Salud (m-Health). CMC quiere consolidarse en este entorno en los próximos años con soluciones de carácter profesional, ya que según la firma, este tipo de dispositivos van a jugar un papel decisivo en temas tales como la monitorización de pacientes o el control de enfermedades crónicas.

Según estima CMC, en 2015 el 10% de los ingresos del mercado m-Health provendrá de descargas directas de apps de uso personal (actualmente existen más de 40.000 relacionadas con la salud), y el resto serán ingresos derivados de productos y servicios demandados por servicios públicos de salud, clínicas, hospitales, laboratorios, compañías de seguros y pacientes. La consultora quiere también exportar su conocimiento y tecnología al mercado latinoamericano, en el que va a existir una fuerte implantación de este tipo de soluciones a corto plazo.

Ártica es uno de las empresas pioneras en el desarrollo de soluciones innovadoras para el mercado e-Health. La compañía ha desarrollado, entre otros, la provisión de servicios online a pacientes crónicos en colaboración con la Asociación Parkinson Madrid y la Federación Española de Parkinson, incluyendo redes sociales, sistemas digitales de rehabilitación y terapia (empleando Kinect y Wii), así como redes digitales de trabajo colaborativo entre profesionales socio-sanitarios.

Ártica, también ha desarrollado para Abbvie un sistema e-Health, para afectados de Parkinson tratados con Levodopa/Carbidopa y ha realizado proyectos de telemonitorización para enfermos de insuficiencia cardiaca, diabetes, teledermatología, teleconsulta pediátrica o cita online.

 

 

Muycomputerpro.com [en línea] Madrid (ESP): muycomputerpro.com, 30 de mayo de 2013 [ref. 10 de mayo de 2013] Disponible en Internet: http://www.muycomputerpro.com/2013/05/10/grupo-cmc-e-health/

 



Dr MONTEAGUDO: Perspectivas de Innovación en Telemedicina

7 05 2012

Jose Luis Monteagudo Peña

jlm@isciii.es

Jefe de la Unidad de Telemedicina y e-Salud

Instituto de Salud Carlos III

En los últimos años se ha producido una intensa actividad de I+D+i en el área de telemedicina dirigida al desarrollo de aplicaciones para soportar modelos innovadores de atención a las personas con condiciones crónicas de salud tales como hipertensión, insuficiencia cardiaca, obstrucción crónica pulmonar, asma, diabetes, cáncer, demencia  y otras dolencias [1]. El objetivo es implementar nuevos modelos de atención más apropiados y efectivos para el mantenimiento de la salud en condiciones de vida cotidiana, evitando complicaciones graves y la necesidad de recurrir  a los servicios de urgencias e ingresos hospitalarios. Una prioridad creciente es evitar o retrasar lo más posible la situación de dependencia prestando atención a las situaciones pluripatológicas que son las más frecuentes.

Los esfuerzos se han traducido en una larga colección de pilotos y demostradores  de soluciones de teleasistencia y  telesalud. Merecen atención por su relevancia el caso de la Administración de Veteranos en EEUU con 51.000 pacientes [2] y el “Whole System Demonstrator” del Departamento de Salud de Gran Bretaña [3] con 6.200 pacientes que se está proyectando al futuro con el Programa de “3 millones lives” [4].

Fig. 1.- El sistema Airmed (Instituto de Salud Carlos III.y Hospital .U. Puerta de Hierro) fue pionero en el desarrollo y evaluación clinica de sistemas de mHealth para soporte de nuevos modelos de atención a personas con condiciones crónicas .

En este contexto, los avances tecnológicos están alimentando hoy día una nueva generación de sistemas de telemedicina personal y ubicua basada en la convergencia de las tecnologías de telefonía móvil de cuarta generación (4G);  los  terminales de tabletas y smartphones;  las redes sociales y los dispositivos biomédicos  personales.  Se puede hablar de la telemedicina en la era post PC que ya anunció Steve Jobs con el nacimiento de las tabletas. De hecho las propuestas de Salud Móvil (mHealth) están ahora en  pleno apogeo.  A principios de 2012 se contabilizan más  de 33.000 aplicaciones para smartphones cubriendo un amplio rango de propuestas [5]. Algunos desarrollos pueden parecer innovaciones simples tales como medidores de calorías, medidores de pulso, etc. . Sin embargo existen ejemplos anticipadores de un cambio profundo en la sanidad del futuro. Sirva como ejemplo un sistema portátil de análisis de marcadores celulares tumorales a partir de muestras tisulares obtenidas por punción, que utilizando un detector que en realidad es un aparto de resonancia nuclear magnética en miniatura conectado a un smartphone, es capaz de determinar la estructura química de moléculas orgánicas por radiofrecuencia. [6] Este tipo de pruebas requieren actualmente muestras de tejido obtenidas por biopsia con agujas de 2mm. de diámetro en entornos especializados y se deben esperar varios días para disponer de los resultados de anatomía patológica. Con el nuevo analizador se pueden detectar marcadores tumorales estándar con muestras mucho más pequeñas obtenidas con agujas finas de 0,5 mm de diámetro. Además los resultados se tienen disponibles en tan solo 30 minutos. Según sus desarrolladores el sistema sirve, por ejemplo, para verificar la evolución de un tratamiento de quimioterapia y ajustar el tratamiento conforme el cáncer progresa. Un aspecto clave es que se puede utilizar en la consulta de un médico o en la propia casa de los pacientes en vez del hospital. El “smartphone” facilita una interfaz de uso fácil con el médico y la posibilidad de comunicación con un especialista para teleconsulta. Este tipo de innovaciones en telemedicina se están extendiendo a muchas otras patologías y procesos abriendo el camino a una trasformación profunda de la atención sanitaria como la conocemos en la actualidad.

Ciertamente gran parte de la atención se está proyectando hoy día hacia los terminales smartphones y tabletas y los dispositivos biomédicos que se les conectan. No obstante, en nuestra opinión el mayor potencial innovador para el futuro reside en las redes sociales, particularmente de las redes sociales móviles junto con la aplicación de metodologías de sistemas cognitivos dinámicos. Se trata de dar respuesta a la necesidad de sistemas cada vez mas complejos capaces de soportar a un gran número de usuarios que demandan cada vez más servicios personalizados  que se pueden proveer en base a la información de contexto obtenida de los propios usuarios.

[1] C. H. Salvador (Coord.) Innovación TIC para las personas mayores. Situación, Requerimientos y Soluciones en la Atención Integral de la Cronicidad y la Dependencia.Edit. Fundación Vodafone. 2011 ISBN: 84-934740-6-1.

[2] http://www.va.gov/health/NewsFeatures/20110816a.asp

[3]http://www.dh.gov.uk/en/Publicationsandstatistics/Publications/PublicationsPolicyAndGuidance/DH_100946

[4] http://www.3millionlives.co.uk/

[5]http://www.iphonehealthapps.net

[6] P. Patel IEEE Spectrum. March 2011



Reforzar el eslabón entre investigación y empresa, clave para no perder el tren de la innovación

21 02 2011

España es el noveno país del mundo en producción científica (medida en publicaciones científicas internacionales), pero falla a la hora de trasladar esos resultados de la investigación a la economía aplicada.

“El problema es que tenemos una capacidad de generar y utilizar tecnología que es seis veces menor que la media europea”, se lamenta a RTVE.es Juan Mulet, director general de Cotec, la Fundación empresarial para la innovación tecnológica. Mulet reconoce, al igual que el Ministerio de Ciencia, que esta transferencia desde los laboratorios a las empresas se atasca debido a la falta de inversión privada en I+D+i, la escasez de empleos en sectores de media y alta tecnología y el bajo número de empresas innovadoras. También falla una apropiada formación técnica por el atraso en Formación Profesional. Además, Mulet explica que desde 2004 el I+D empresarial “ha ido creciendo a un ritmo del 15% anual, pero la crisis ha roto completamente esa buena trayectoria, que estaba funcionando”.

Por debajo de la media europea

Como resultado, España se sitúa por debajo de la media de la UE en innovación: en el puesto 19 (sobre 28 países analizados) del último Marcador Europeo de la Innovación presentado este mes por la Comisión Europea, en el mismo grupo que Croacia, Italia, República Checa, Portugal, Hungría, Polonia, Malta o Eslovaquia.

“Tenemos que correr para llegar a la media de la UE. Los Veintisiete ya se están planteando saltar del 1,19% del PIB (de inversión privada destinada a I+D+i) al 3%, y no podemos quedarnos descolgados”, advierte a RTVE.es el secretario general de Innovación, Juan Tomás Hernani.

Fuente: Estadística sobre Actividades en I+D Año 2009. Resultados definitivos (Instituto Nacional de Estadística)

Y para no perder ese tren, el Ministerio de Ciencia e Innovación ha marcado unos objetivos muy ambiciosos que deberían conseguirse en 2015: 6.000 millones de euros adicionales en inversión privada, 40.000 empresas más aplicando innovación y medio millón de empleos nuevos en sectores de media y alta tecnología.

Esto significa intentar multiplicar casi por cinco el número de empresas innovadoras y doblar los fondos empresariales destinados a I+D, ya que, según datos de 2009, unas 13.600 empresas realizan I+D en España e invierten 7.500 millones de euros anuales en innovación.

Principales debilidades

La economía española ha vivido “históricamente” de sectores “con poco valor añadido, como el turismo o la construcción”, señala Mulet. Ahora, tras la crisis, “se está notando que esas empresas se vuelven hacia la innovación como la solución. Han vivido sin ella, pero ahora la necesitan. Para empezar hay que cambiar su mentalidad e inyectarles mano de obra muy cualificada”, añade el director general de Cotec.

Pero esa mano de obra escasea. No en el nivel universitario (de licenciados e ingenieros), sino en el técnico y tecnológico, procedente de la Formación Profesional. Además, en estos momentos, no existen estructuras empresariales suficientes para asimilar a la gente más formada, “el sistema retributivo laboral es muy poco atractivo” y la formación dentro de las empresas “es escasa, con lo que los trabajadores se quedan atascados, sin especializarse y sin mejorar en sus conocimientos”, enumera a RTVE.es Mulet.

Según el responsable de Cotec, también “falla el eslabón entre la investigación y las empresas”. Si tienes que transferir los resultados de la investigación y la tecnología a las empresas, primero les tienes que explicar esos avances para que comprendan las ventajas y sus usos, y después, tienes que enseñarles a utilizarlas. “Eso requiere equipos grandes de gente y esto aquí no lo hay”, afirma.

Ayudar a proyectos que vayan del laboratorio a la empresa

Para poner fin a esas debilidades y tratar de lograr los objetivos, el Ministerio ha modificado a partir de 2010 la política estatal: primero, sustituyendo la tradicional política unidireccional, en la que el Gobierno es el único en impulsar la innovación, por una estrategia (Estrategia Estatal de Innovación, e2i) que implica a toda la sociedad y que afronta la cuestión de forma multidisciplinar, desde la financiación, a la formación y la sostenibilidad medioambiental.

Ahí se inscribe el Plan Innovación 2010, con el que, según explica a RTVE.es el secretario general de Innovación, “se sustituyen las viejas herramientas que daban dinero para generar la transferencia de innovación por otra más potente, con la que se financian proyectos de investigación vinculados a empresas”, es decir, que incluyan todos los eslabones de la cadena desde el laboratorio a la empresa. Así, se pretende seguir subvencionando la investigación, centrada en proyectos de colaboración público-privada a largo plazo, y se añade un apoyo técnico a las empresas que se impliquen en esos proyectos.

El cambio de estrategia fue bien acogido, “hubo 177 participaciones de universidades ligadas ya a empresas”, asegura Hernani. Así, en un año “muy difícil”, advierte, se produjo un incremento del 54% en los recursos distribuidos por la Secretaría de Innovación al alcanzar “3.150 millones de euros en convocatorias, convenios y contratos”. “Ahora, en 2011, vamos a sectorizar. Queremos ayudar a entender los mercados a los que nos queremos enfocar: el de la salud (farmacéuticas, maquinaria sanitaria, instrumentos médicos de precisión, etc.), el de las energías renovables (eólica marina, fotovoltaica, termosolar, etc.) o redes inteligentes”, detalla el responsable de Innovación.

Un mundo en mutación constante

Y, dentro de la enorme movilidad y cambio que caracteriza la ciencia y la innovación, Hernani destaca que debería tenerse en cuenta la captación de talento, que es un factor más para la movilidad de las personas por el mundo. “Así, mientras estamos hablando de que Alemania ofrece miles de puestos de trabajo a ingenieros españoles, un grupo de empresarios me explicaban el otro día que van a tener que importar técnicos de FP para labores muy especializadas”, comenta. O, por ejemplo, al comparar los costes españoles en la externalización del sector tecnológico con los del Estado indio de Bangalore, “se comprueba que montar factorías de software en Salamanca o Cáceres es competitivo”.

Por eso, advierte Hernani, se necesita también mejorar la capacidad de reacción ante lo que sucede en el mundo. “Necesitamos una estructura lo más flexible posible de los sectores científicos y tecnológicos, que tolere que haya gente de aquí que se vaya y, luego, vuelva; que haya sectores en los que venga gente y otros, en los que se vaya”, concluye.

Rtve.es [en línea] Madrid (España): rtve.es, 21 de febrero de 2011, [ref. 18 de febrero de 2011] Disponible en internet:

http://www.rtve.es/noticias/20110220/reforzar-eslabon-entre-investigacion-empresa-clave-para-no-perder-tren-innovacion/409376.shtml



El ránking de las mil empresas que más invierten en I+D está dominada por la industria de la salud

27 12 2010

La inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) es necesaria para innovar, pero no garantiza el éxito. Apple y Google lideraron en 2009 la clasificación de las mil empresas más innovadoras del mundo, pese o ocupar las posiciones 81 y 44 en el ránking por gasto en I+D.

Según el informe anual sobre innovación en la empresa, elaborado por la consultora estratégica Booz & Company, estas dos empresas, seguidas de 3M (ver gráfico adjunto), son percibidas como las más innovadoras del mundo, en una clasificación basada en encuestas a ejecutivos de 450 empresas de diez sectores, dominada por compañías tecnológicas.

Durante el pasado año, la inversión en I+D de las mil empresas más innovadoras del mundo se redujo un 3,5%, hasta 503.000 millones de dólares (382.600 millones de euros), y es la primera caída en la última década. Sin embargo, en 2009, la facturación conjunta de estas grandes empresas cayó un 11%, casi tres veces más que el gasto en I+D, hasta 13,4 billones de dólares, por lo que el peso de la inversión en innovación frente a la facturación creció, al pasar del 3,46% al 3,75% en el último año. Además, el recorte en I+D es menor al de los gastos administrativos (5,4%) y al de la inversión en capital, que se reduce un 17,5%.

La caída de la inversión total en I+D estuvo empujada por la industria automovilística, que redujo estos gastos un 14,3%, por encima de la caída de facturación, mientras que las empresas informáticas y electrónicas gastaron un 6,7% menos que en el año anterior en I+D, pese a que siguen siendo las que más gastan, con 136.921 millones de dólares en 2009, seguidas del sector de la salud (117.790 millones) y de automoción, con 73.081 millones de dólares de gasto en I+D.

Por empresas, la industria farmacéutica y de la salud domina el ránking por inversión, al ocupar seis de los diez primeros puestos, con Microsoft, Nokia y Toyota como representantes de otros sectores. Por regiones, las compañías japonesas redujeron un 10,8% su inversión en I+D, mientras que EEUU invirtió un 2,8% menos y Europa se mantuvo estable respecto a 2008.

Para José Arias, vicepresidente de Booz & Company, “el informe demuestra que la cantidad de dinero invertida en I+D no garantiza el éxito, que el dinero no compra resultados, ya que lo importante es alinear la estrategia en innovación con la de la compañía”. De hecho, Arias destaca como “las empresas que son consideradas como más innovadoras, como Google y Apple, coinciden en gestionar de forma eficiente los procesos de creación y de comercialización de nuevos productos”.

Por vez primera, Telefónica aparece entre las empresas más innovadoras del mundo por inversión, en el puesto 106. También entran Almirall y Abengoa, mientras repiten Acciona y Zeltia. Para Arias, la entrada más significativa es la de la compañía que preside César Alierta. Según explica el vicepresidente de Booz & Company, “Telefónica ha visto la necesidad de invertir más eficientemente en innovación, ante la revolución que empresas de Internet, muy innovadoras, están planteando en el negocio”. Para Arias, es positivo que la operadora “haya reestructurado su área de I+D y haya creado nuevas líneas de negocios innovadores” en el grupo.

ESTRATEGIAS DE CRECIMIENTO Y GASTOS ESTRATÉGICOS

- El ránking de las mil empresas que más invierten en I+D está dominada por la industria de la salud, con Roche como líder, y tiene presencia de tecnológicas, como Nokia y Microsoft.

- Pese a no situarse entre las compañías que más invirtien, Apple y Google son las dos empresas más citadas por los ejecutivos de grandes grupos como las más innovadoras.

- Entre las empresas españolas, Telefónica irrumpe con fuerza en el ránking de las compañías más innovadoras, en el puesto 106, con presencia también de Almirall y Zeltia.

Expansion.com [en línea] Madrid (España): expansiom.com, 27 de diciembre de 2010 [ref. 23 de diciembre de 2010] Disponible en Internet:

http://www.expansion.com/2010/12/22/empresas/tmt/1293057538.html



Nuevos retos tecnológicos en biorobótica e ingeniería de rehabilitación

11 10 2010

Josep M. Font Llagunes

CREB – Centre de Recerca en Enginyeria Biomèdica

Universitat Politècnica de Catalunya

http://www.creb.upc.es

La investigación en productos tecnológicos que tengan por finalidad la mejora de la calidad de vida de la población es actualmente estratégica en los planes de investigación y desarrollo (I+D) de muchos países desarrollados. Es por este motivo que cada vez hay más grupos, tanto de universidades como de empresas privadas, que se dedican a proyectos relacionados con el desarrollo de robots humanoides que imitan el movimiento humano (biorobots), o de dispositivos para rehabilitar el movimiento de personas con alguna patología del aparato locomotor. A pesar de la gran cantidad de tiempo y capital humano invertido en estas áreas, aún quedan muchos retos tecnológicos para alcanzar.

En el ámbito de la robótica humanoide, hay dos enfoques claramente diferenciados. El más clásico tiene por finalidad la construcción de robots muy versátiles, que pueden llevar a cabo muchas tareas, pero que por otra parte les falta autonomía debido al elevado coste energético necesario para garantizar la estabilidad de los diferentes movimientos. El enfoque más actual se basa en la construcción de robots que tienen un coste energético muy similar al de la marcha de las personas (limit cycle walkers), lo que favorece su autonomía, pero que por el contrario ofrecen muy poca versatilidad; de hecho, sólo están preparados para caminar. En la actualidad, un reto muy importante es el diseño y desarrollo de “robots híbridos” que combinen los dos enfoques anteriores. Es decir, se debe alcanzar un compromiso entre autonomía energética y versatilidad. Desarrollar robots con mucha autonomía de baterías y, a la vez, suficientemente estables es el objetivo final que deben tener en mente los diseñadores de robots.

En el terreno de la ingeniería de rehabilitación, cada vez hay más investigación en “neurorobótica”, la ciencia que estudia la interacción entre el sistema nervioso central y los sistemas robóticos de asistencia. Sin embargo, el diseño de la mayoría de dispositivos ortésicos todavía se realiza a partir de unas especificaciones dadas, y su control se ajusta por prueba y error haciendo tests sobre el propio paciente. El gran reto es desarrollar herramientas informáticas que permitan simular de forma virtual la dinámica de interacción entre la ortesis diseñada y la persona. De esta manera mejoraría la calidad de vida del paciente, ya que no se le debería molestar tantas veces, y se ahorraría tiempo tanto de médicos e ingenieros, como del mismo paciente. Estas herramientas permitirían, además, ensayar diferentes estrategias de control de los dispositivos y sus efectos sobre el movimiento del paciente. Otro reto muy importante es desarrollar dispositivos de asistencia que sean cómodos y ergonómicos, y que garanticen un coste metabólico bajo del paciente.

Dada la complejidad del estudio de la interacción entre el cuerpo humano y los dispositivos artificiales de asistencia, la consecución de los retos anteriores requiere de equipos muy multidisciplinares en los cuales convivan profesionales del ámbito de la salud (médicos, ortopedas, etc.) con profesionales del sector tecnológico (ingenieros mecánicos, robóticos, de control, electrónicos, biomédicos, informáticos, etc.). La buena coordinación y comunicación entre dichos profesionales son aspectos fundamentales a tener en cuenta para asegurar el éxito de los proyectos.