Dr GENÉ: Libre elección de hospital en el sistema público

2 07 2012

Dr. Joan Gené Badia

Editor del Fòrum Clínic

Doctor en Medicina y Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria

 

Entre la obcecación de unos por introducir recortes y la de otros para evitarlos van pasando los días de la crisis. Seguramente no soy el único en pensar que estamos desaprovechando otra gran oportunidad para mejorar nuestro sistema sanitario. Se trata de un modelo que no ha variado sustancialmente desde los años ochenta y que hoy no atiende adecuadamente las nuevas necesidades y expectativas de los ciudadanos. No sólo somos más viejos y padecemos más enfermedades crónicas, sino que también estamos mejor informados. Queremos ser más autónomos. Las nuevas tecnologías nos ayudan a conectarnos y a participar de forma más directa en las decisiones que nos afectan.

 

El gran cambio que precisa nuestro sistema de salud no es una cuestión meramente técnica, sino que supone un verdadero reto adaptativo. La solución a la crisis sanitaria actual surgirá de la inteligencia colectiva de los afectados, en este caso, de los ciudadanos y de los profesionales.

 

Por este motivo deseo aportar al debate social la propuesta de que exista una libre elección de especialista y de hospital dentro del sector público. La medida no es caprichosa ni obedece a posiciones ideológicas neoliberales.  Al contrario, es una decisión imprescindible para avanzar en seguridad clínica y en la eficiencia del sistema. Es sorprendente que todos los hospitales, incluso los que mantienen un discurso moderno y liberal de la gestión de los servicios públicos, en la Catalunya del siglo XXI, se encuentren cómodos con un entorno de clientes cautivos diseñado para la sociedad de los años ochenta.

 

El informe de la Central de Resultados catalana1 muestra que existe entre centros una gran variabilidad en los ingresos y en la mortalidad quirúrgica. Como es habitual, el volumen de actividad clínica se asocia a seguridad, y la variabilidad de los resultados alerta sobre problemas de calidad.

 

Las exigencias de transparencia y de seguridad clínica que demanda la sociedad actual hacen anacrónica esta situación monopolística de los hospitales catalanes. Si los políticos no reaccionan rápidamente aumentando la información sobre la calidad de los servicios que prestan y permiten que los pacientes escojan hospital, será la misma población la que se lo exija. Es poco comprensible que una ciudadanía que reclama una democracia más directa siga aceptando durante mucho más tiempo que su atención sanitaria venga marcada por criterios administrativos y burocráticos.

 

Bibliografia

1. Generalitat de Catalunya. Segon Informe de la Central de Resultats. Departament de Salut Generalitat de Catalunya. ( Accesible el 29/6/2011 en www.gencat.cat/salut/depsan/…/central_resultats_segoninforme_2011.pdf)

 



Dr GENÉ: Urge una reforma del modelo sanitario

7 03 2011

Dr. Joan Gené Badia

Editor del Fòrum Clínic

Doctor en Medicina y Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria


El sentimiento de que el actual modelo sanitario no da respuesta a las nuevas necesidades de los ciudadanos es hoy mayoritario. La Organización Mundial de la salud1 señala que la atención primaria es hoy más necesaria que nunca. No la entiende como el ámbito asistencial en el que practican los médicos de familia, sino que considera que es la política de salud que ha de inspirar las reformas sanitarias. Es la única capaz de frenar la creciente medicalización y sub-especialización que promueve la industria de la salud tanto en su vertiente farmacéutica como de provisión de servicios. El actual esquema basado en la venta de los productos y servicios que el mismo sistema va creando es insostenible, incluso para el sistema sanitario estadounidense. Esta constatación ha sido uno de los motores de la reforma sanitaria propuesta por el presidente Obama.

Las enfermedades crónicas se han convertido en la verdadera epidemia del siglo XXI. En especial en países como Cataluña que junto a Japón o Italia se convertirán en breve en los más envejecidos del mundo. La cronicidad explica el 80% del gasto sanitario. Una pequeña proporción de la población, que acumula varias enfermedades crónicas, utiliza la mayor parte de los recursos sanitarios. Un paciente que presente cinco enfermedades crónicas consume quince veces más que una persona del mismo grupo de edad que no tenga niguna2. Esta comorbilidad, que se concentra en la población más envejecida, también se acompaña de dependencia. Una vez más comprobamos la artificialidad de separar la atención sanitaria y la social. Nos enfrentamos ante el reto de ofrecer una verdadera atención integral a la persona que cubra todas sus necesidades sociales y sanitarias.

Los sistemas hospitalarios fragmentados deben reformarse y el ámbito de atención primaria de salud ha de velar para que el sistema ofrezca esta atención integral centrada en la persona. Profesionales y pacientes debemos liderar este cambio al que se resisten una parte importante de los políticos y de la industria sanitaria.

Bibliografía

  1. Organización Mundial de la Salud.  Informe sobre la salud en el mundo 2008: la Atención Primaria de Salud más necesaria que nunca. Organización Mundial de la Salud. Ginebra 2008
  2. Bodenheimer T, Berry-Millet R. Follow the money: controlling expendiitures by improving care for patients needing costly services. New Engl J Med 2009: 361(16):1521-3