El uso de Internet puede hacer que los médicos sean “más analistas y gestores del conocimiento”

14 03 2013

El uso de Internet puede hacer cambiar la relación entre el médico y paciente, al ser menos vertical, y al dejar de ser los médicos más proveedores de servicios “para ser más analistas y gestores del conocimiento”, ha señalado el Académico Correspondiente, Julio Mayol, durante una conferencia de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM) sobre eSalud: ordenadores, Internet y Medicina.

El uso de Internet puede hacer que los médicos sean "más analistas y gestores del conocimiento"

El uso de Internet puede hacer que los médicos sean “más analistas y gestores del conocimiento”

 

El uso de Internet puede hacer cambiar la relación entre el médico y paciente, al ser menos vertical, y al dejar de ser los médicos más proveedores de servicios “para ser más analistas y gestores del conocimiento”, ha señalado el Académico Correspondiente, Julio Mayol, durante una conferencia de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM) sobre eSalud: ordenadores, Internet y Medicina.

Para este experto, la sanidad y la salud son una prioridad para todas las sociedades, especialmente las desarrolladas. “La gran cantidad de procesos, datos e información que se genera y se consume en la asistencia sanitaria convierte en obvia la aplicación de ordenadores y de Internet al ejercicio de la Medicina”, ha dicho.

Tras ello, ha explicado que, con respecto a la historia clínica electrónica, aunque existen numerosas ventajas en su utilización, no todas se han demostrado en estudios clínicos. “Esto se debe a que existen diferentes barreras para su implantación y a que su diseño frecuentemente no responde a las necesidades reales de los profesionales y de los pacientes que las utilizan”, ha señalado.

En sus palabras, las autoridades sanitarias europeas, nacionales y autonómicas trabajan en la definición de una historia clínica electrónica interoperable, es decir, que permita el acceso a la información del paciente independientemente del lugar y la plataforma utilizada.

“En cualquier caso, en el uso de un sistema de información clínica, los médicos españoles estamos muy por encima de la media europea, tanto en Atención Primaria como en los hospitales”, ha señalado.

mHEALTH

Respecto al mHealth, entendida como la práctica de la Medicina mediante dispositivos móviles (tabletas o teléfonos), Mayol ha señalado que las ‘apps’ se han ido popularizando con mucha rapidez dando respuesta a las necesidades de los usuarios, profesionales o pacientes.

“Las más básicas sirven para informar o compartir conocimientos adaptados al usuario, pero también pueden convertirse en soluciones diagnósticas o de monitorización mediante el aprovechamiento de las capacidades de los terminales (cámara, micrófono)”, ha dicho.

Por último, este experto ha reconocido que “solo sumando más inteligencias, humanas y artificiales”, se hará realidad la Medicina P4. “En diez años, creo que será posible extraer grandes cantidades de información de la red para diseñar la atención sanitaria a todos los niveles y de una manera menos reactiva. También será posible diagnósticos más precisos gracias a la inteligencia artificial”, ha pronosticado.

 

 

Noticias.lainformacion.com [en línea] Madrid (ESP): noticias.lainformacion.com, 14 de marzo de 2013 [ref. 19 de febrero de 2013] Disponible en Internet: http://noticias.lainformacion.com/salud/medico-de-atencion-primaria/el-uso-de-internet-puede-hacer-que-los-medicos-sean-mas-analistas-y-gestores-del-conocimiento_h9dPIXkA0cB6LhiXqP3yW2/



Nuevas formas de hacer en salud: e-salud

24 09 2012

Josep M Picas

Director de Sistemas y las TIC del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

 

El concepto de e-salud aparece ya hace mas de 10 años para sintetizar en un concepto la introducción de las TIC en el terreno de la salud. Los avances producidos en el desarrollo de este tipo de tecnologías, durante los últimos años, han cambiado muchas de las formas de producción y las relaciones con clientes y proveedores, tanto el sector industrial, como en los servicios.

Sin embargo, su introducción el sector sanitario ha sido mucho más lento por varios factores y barreras, que tienen su factor común en la propia complejidad del que podríamos denominar el producto sanitario o genéricamente la salud y por la gran cantidad y diversidad en la fuerza de trabajo humana que interviene.

Actualmente, todo parecer indicar que se ha iniciado un proceso de eclosión en su introducción por lo que podemos prever que en un corto plazo de tiempo, al igual que se ha producido en otros sectores, las formas de trabajar y proveer en salud van a variar profundamente.

Algunas de las iniciales aproximaciones actuales ya pueden orientarnos en sus características, en primer lugar la tecnificación tiene uno de sus pilares en la seguridad clínica del paciente, este ha sido uno de los drivers en al introducción de la historia clínica electrónica y sus derivados, la prescripción electrónica, la realización de exploraciones e incluso alrededor de la intervención quirúrgica.

Otro de los drivers se situaría alrededor de la mejora de procesos, para poder actuar a un menor coste manteniendo o mejorando la calidad, a este nivel la introducción de metodologías del sector industrial abren un camino de enorme interés en la redefinición de procesos.

El tercer driver lo encontraríamos en la virtualización de las relaciones, tal como ha ocurrido en otras industrias, en especial en las de servicios, se hace innecesario el contacto “face to face” para acceder al producto y a este nivel al contribución de Internet es realmente disruptiva, todos los aspectos alrededor de la telemedicina y tele asistencia están iniciando un desarrollo espectacular, además la evolución de Internet al 2.0 e incluso al 3.0 (webs semánticas) hace difícilmente predecible el futuro en el momento actual

 

El gran reto será como gestionar el cambio que va a suponer e introducir la vivencia de la innovación continua en las estructuras sanitarias; finalmente y no menos importante será la necesaria modificación de los sistemas de financiación y pago del sistema sanitario.

 

Santpau.es [en línea] Barcelona (ESP): santpau.es, 24 de septiembre de 2012 [ref. 10 de septiembre de 2012] Disponible en Internet: www.santpau.es/UploadFiles%2F14017-3-74330.doc



No innovar aceleraría la extinción de la raza humana

14 03 2011

“Curar a veces, aliviar a menudo y consolar siempre”. Alejandro Jadad, fundador del Centro para la Innovación Global en eSalud del Hospital General de Toronto (Canadá), evoca este pensamiento antiguo y sabio sobre el propósito esencial de la medicina. Él pretende lograrlo exprimiendo todo el potencial que ofrecen las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Ahora más que nunca, los adelantos están física y virtualmente presentes. Se trata de dar la vuelta de tuerca adecuada para poder ponerlos al servicio de la salud. Porque, al fin y al cabo, de eso se trata: de vivir más y sentirse mejor sin destruir la economía.

Pregunta.- Tabletas, teléfonos inteligentes, internet, redes sociales… ¿Cómo pueden ayudar a nuestra salud?

Respuesta.- Existen múltiples posibilidades. Podemos distinguir, por lo menos, entre tres tipos no tradicionales de eHealth dependiendo del entorno: industrial o institucional, social o comunitario y glocal (global y local). La primera se está desarrollando muy bien en la India.

P.- ¿Nuevas tecnologías en la India? ¿Cómo es posible con el coste que suponen?

R.- La forma con la que está cayendo el coste de la tecnología ha permitido la llamada innovación en vía contraria. Muchos países pobres están convirtiéndose en focos de creatividad. En la India hay ejemplos que ilustran cómo se puede propiciar la eficiencia. Han aceptado que los hospitales deberían comportarse como fábricas, con una clara división del trabajo y con dispositivos que optimizan el flujo de pacientes y de actos médicos. Como no se desperdician recursos, es más rentable. Están ofreciendo el trío ideal: mayor cobertura, con mejores resultados y a menor precio. Algunos están agregando un cuarto elemento: buen servicio hotelero, para evitar que se deshumanice la atención.

P.- Cuantos más ordenadores, robots y demás tecnologías implicadas en el cuidado de la salud, ¿más riesgo de deshumanizar?

R.- Sí, y no debería ser así. Los humanos somos geniales creando herramientas que pueden ofrecer grandes beneficios pero también solemos acabar haciendo un mal uso de las mismas. En la mayoría de los casos las convertimos en armas de auto-destrucción muy pronto.

P.- ¿Y cómo se puede evitar?

R.- Ésa es la función social de la eSalud. Que las nuevas tecnologías movilicen a la familia y a la comunidad para aliviar y consolar a los pacientes. Eso es esencial, sobre todo porque hemos ganado en esperanza de vida. Ahora los españoles pueden vivir más de 80 años. Sin embargo, este incremento no se ha reflejado en una mayor calidad de vida.

P.- Es lo que les ocurre a los enfermos crónicos…

R.- Sí, es como si estuviéramos sufriendo la maldición de Títono, un personaje de la mitología a quien Júpiter hizo inmortal pero no impidió que envejeciera y que sufriera las enfermedades propias de la edad. En España, por lo menos el 60% de los recursos del sistema sanitario se emplean para pacientes crónicos, con diabetes, demencia o artritis, que sufren pero no pueden curarse. Desafortunadamente, la mayoría de los programas de formación para profesionales sanitarios continúan enfocándose en el diagnóstico y la curación de enfermedades.

P.- ¿Las redes sociales podrían ser una buena ayuda?

R.- Nuestros estudios en Canadá indican que las dos razones más importantes para el uso de herramientas como Facebook, Tuenti o Twitter es el intercambio de información y los consejos sobre el control de síntomas o el manejo de los efectos secundarios de medicamentos.

P.- La telemonitorización suele ser una alternativa muy recomendada en estos casos.

R.- Es mucho más que las consultas virtuales. Nosotros, por ejemplo, estamos formando a jóvenes para que puedan ayudar a estas personas más dependientes. Hemos creado una red social de apoyo y de navegación del sistema sanitario (Youth4Health) con la que se accede a servicios médicos o sociales. En otra iniciativa pretendemos activar a los propios pacientes, sobre todo a los más jóvenes. Es el caso de Bant, una aplicación para el iPhone que permite a los diabéticos monitorizarse con un teléfono móvil inteligente.

P.- ¿Y cuál es ese tercer uso de la eSalud que enumeraba antes?

R.- ¿El glocal? Surge de unir las palabras global y local. Básicamente, consiste en aprovechar el potencial de internet y los nuevos dispositivos para unir esfuerzos. Se trata de ayudar a nuestra comunidad beneficiándonos de los mejores recursos disponibles en el ámbito global. De igual forma, innovaciones creadas a nivel local pueden compartirse con otras regiones del mundo.

P.- ¿Y de quién depende poner todos estos engranajes a punto?

R.- De todos nosotros. Aun así, es como si estuviésemos en un proceso de negación de la realidad. Debemos convertirnos en humanodos, nodos humanos comprometidos a colaborar para transformar no sólo el sistema sanitario, sino también el trabajo y el aprendizaje. Asimismo, es básica nuestra convivencia con el resto del planeta. Si no innovamos aceleraremos la extinción de la raza humana.

P.- ¿No tiene la sensación de que esta avalancha de tecnología es difícil de asumir y, en el fondo, se termina recurriendo a los métodos de siempre?

R.- Es cierto, no acabamos de dar el salto. Llevo 20 años dedicado a la eSalud. Comencé en 1991, en Reino Unido, comunicándome con pacientes por correo electrónico, haciendo consultas virtuales. Sin embargo, en estas dos décadas no deja de sorprenderme cómo no hemos acabado de sacar verdadero provecho de lo que nos puede ofrecer aún una tecnología tan vieja como el teléfono fijo. Todavía queda mucho camino por recorrer y hay un alto riesgo de dejar pasar las oportunidades que ahora están brindando, por ejemplo, las redes sociales.

P.- Aprovechar el potencial está en la mano de los expertos pero ¿también de los ciudadanos?

R.- Exacto. Juntos y con el apoyo de las herramientas que tenemos, y las que están por inventarse, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para lograr una vida larga y feliz, sin remordimientos, para nosotros y para muchas de las generaciones que espero nos sigan.

elMundo.es [en línea] Madrid (España): elMundo.es, 14 de marzo de 2011, [ref. 14 de marzo de 2011] Disponible en Internet:

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/03/14/tecnologiamedica/1300089750.html



Enfermería tv, una televisión al servicio de los ciudadanos

4 11 2010

Desde SATSE, se ha señalado que Enfermería tv comienza hoy oficialmente su emisión a través de Internet (www.enfermeriatv.es) con el objetivo de dar visibilidad al trabajo que desarrollan los profesionales de Enfermería en el sistema sanitario y en la mejora de la salud de la población.

Además, se reitera que es la primera televisión profesional de la Sanidad, y destinará un amplio bloque de sus contenidos a difundir consejos, recomendaciones y cuidados de salud a los ciudadanos, dirigidos por enfermeras. Se trata de que la sociedad conozca a fondo todo lo que la enfermera puede hacer por mejorar su estado de salud.

Enfermería tv se convierte así en una ventana para difundir el trabajo de las enfermeras dentro y fuera de España. Seis canales y 24 horas de programación se ponen al servicio de la enfermera y la sociedad, utilizando las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Actualidad, e-Salud, Mundo Laboral, Desarrollo Profesional, Video-formación y Cooperación son las áreas donde los usuarios pueden encontrar una televisión a la carta  que se adapta en contenidos y horarios a sus necesidades. También incorpora los avances de la web 2.0, favoreciendo la participación de la audiencia en el diseño de contenidos.

Enfermería tv tiene el firme compromiso de generar y transmitir un conjunto equilibrado de programas, con el fin de atender a las necesidades de acceso a la información que tiene la Enfermería. Por medio del trabajo orientado a la calidad, persigue obtener la confianza y credibilidad de la audiencia como un medio de comunicación que procura el beneficio de los profesionales y los ciudadanos.

Proyecto

El proyecto ha sido posible gracias al Sindicato de Enfermería, SATSE, y la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, FUDEN, que avalan desde su profundo conocimiento de la profesión el trabajo que desarrolla esta televisión.

Con este nuevo medio de comunicación, se pretende dar a conocer la actividad que están desarrollando las enfermeras en los centros sanitarios, favorecer el desarrollo de la profesión y hacer cada vez más estrecha la relación entre la enfermera y la sociedad.

Regiondigital.com [en línea] España: regiondigital.com, 3 de noviembre de 2010 [ref. de 4 de noviembre de 2010] Disponible en Internet:

http://www.regiondigital.com/periodico…