UNIVERSAL DOCTOR SPEAKER: comunicación entre pacientes y profesionales sanitarios

26 03 2015

Funcionalidad y secciones

 

 

Se trata de una aplicación móvil cuyo objetivo es facilitar la comunicación multilingüe entre pacientes y profesionales sanitarios de cualquier parte del mundo. Por un lado puede ir dirigida a ciudadanos para, en caso de tener que visitar a un médico en un país extranjero, puedan poder expresarse aunque también puede ser muy interesante que los sanitarios puedan disfrutar de la aplicación cuando atienden a personas que hablan otros idiomas y sea difícil la realización de una anamnesis básica. En este sentido la comunicación es bidireccional.
No se trata de un simple traductor general, sino que está dirigido de manera específica al mundo sanitario

La aplicación está dividida en secciones que responden a las siguientes necesidades:

  • Necesidades médicas inmediatas.
  • Síntomas generales habituales.
  • Síntomas para visitas muy urgentes.
  • Accidentes.
  • Sucesos con violencia.
  • Enfermedades más habituales.
  • Ingreso hospitalario.
  • Dudas sobre el tratamiento médico.
  • Historial médico y tratamiento habitual.

Los idiomas disponibles son los siguientes: español, catalán, árabe, chino, inglés, francés, alemán, japonés, portugués, ruso, rumano, chino y en la última versión han incorporado el italiano. De forma que existe una cobertura muy amplia de idiomas con las que nos podemos comunicar.

 

Valoración y aplicabilidad

Aunque lo ideal sería que el paciente que desconoce nuestro idioma viniera acompañado por un intérprete, esta situación casi nunca ocurre y en la consulta se nos presenta un problema de comunicación importante que puede originar problemas importantes. He utilizado esta aplicación tan solo en dos ocasiones, pero en ambos casos ha sido de gran ayuda disponer de una herramienta muy ágil que ha servido para crear puentes de comunicación entre el paciente y el sanitario.
Actualmente los viajeros y sanitario se pueden descargar la versión en iOS adaptada a iPhone y a iPad y la versión en Android adaptada a Smartphone y a Tablet.

No solamente nos ofrece la traducción de frases o palabras más frecuentemente utilizadas en salud, sino que nos permite reproducir una locución de la propia frase.
No permite generar pequeñas historias clínicas con datos básicos y tratamientos de los pacientes que podamos ir atendiendo.

En su página web tenemos acceso a otros productos y servicios como la posibilidad de implementar la versión WebApp profesional en los centros sanitarios con servicios de traducción exprés . Esta aplicación con servicio incluido es adquirida normalmente por hospitales, centros sanitarios y/o gobiernos de regiones o países con su introducción y personalización de sus respectivas intranets.

Esta WebApp se puede personalizar según las necesidades del hospital/Centro Sanitario. Algunas de las características de esta versión profesional :

Ofrece más de 5000 frases médicas, explicaciones, preguntas y respuestas traducidas en más de 20 idiomas

  • Audios realizados por locutores nativos, que permiten que pacientes con discapacidades se beneficien del servicio
  • Todo el contenido ha sido revisado cuidadosamente por profesionales médicos y lingüistas profesionales, además de ser aprobado por diferentes asociaciones médicas

En su página web también nos presentan nuevas aplicaciones como Universal Nurse Speaker, un traductor específico a las necesidades de los profesionales de enfermería disponible en inglés, francés, español, árabe, ruso y rumano (1,99€) y UniversalWomen Speaker , un traductor específico para las necesidades lingüísticas durante el embarazo y la sala de parto (1,99 €). Estas versiones disfrutan de un precio reducido al estar en fase de desarrollo. Próximamente se lanzarán nuevas versiones.

 

Referencias

UniversalDoctor Speaker ha recibido recientemente el premio internacional World Summit Award como una de las mejores 40 aplicaciones a nivel mundial durante el 2014. El premio es una iniciativa de WISIS , organismo de Naciones Unidas

En su página de YouTube nos presentan interesantes vídeos sobre esta aplicación

Imagen de previsualización de YouTube

Datos técnicos

Versión: 1.6 actualizado el 14/08/2013

Universal Projects and Tools S.L.

Requiere iOS 4.3 o posterior. Compatible con iPhone, iPad y iPod touch. Esta app está optimizada para iPhone 5.

Idiomas: Español, Alemán, Catalán, Chino, Francés, Inglés, Italiano, Japonés, Polaco, Portugués, Rumano, Ruso, Árabe

Precio: 5,99€

José Francisco Ávila de Tomás (@joseavil)
Médico especialista en Medicina de Familia y Comunitaria

 

Appsmedicina.com [en línea] Barcelona (ESP): appsmedicina.com, 26 de marzo de 2015 [ref. Diciembre de 2014] Disponible en Internet: http://appsmedicina.com/es/apps/detalle_app.php?id=29



Dr MONTEAGUDO: eSalud y potenciación de los pacientes

6 06 2011

José Luis Monteagudo Peña

Jefe de la Unidad de Investigación en telemedicina y e-Salud

Instituto de Salud Carlos III

Históricamente los desarrollos tecnológicos en el sector sanitario han servido para facilitar las labores diagnósticas y terapéuticas de los profesionales médicos. Más recientemente, el desarrollo de la informática, ha permitido desarrollar info-estructuras para la gestión y la práctica sanitaria. En los últimos años se ha producido un cambio importante con la capacidad de Internet y otras tecnologías de la información y las comunicaciones para habilitar la realización práctica del concepto de “potenciación del paciente” (patient empowerment). La idea de la potenciación, se refiere a la capacidad de los individuos para comprender e influenciar activamente sobre su salud, lo que se traduce en un papel más activo y de mayor responsabilidad en los procesos asistenciales, incluyendo su relación con los profesionales y las instituciones sanitarias.

La introducción y desarrollo de esta filosofía de dar más poder al paciente se ha producido en el contexto de movimientos sociales como de defensa de los derechos del consumidor y de activismo de los pacientes, pero también desde la perspectiva de utilizarla como palanca de transformación del sistema sanitario. De hecho todas las autoridades sanitarias de los países avanzados y las organizaciones supranacionales como la UE la incluyen en sus líneas estratégicas para la mejora de los sistemas sanitarios la potenciación de los pacientes. En línea con estas tendencias la OMS la ha descrito como un “pre-requisito para la salud” así como ”una asociación proactiva con el paciente y una estrategia de auto-cuidado para mejorar los resultados de salud y la calidad de vida entre los enfermos crónicos”.

Las iniciativas gubernamentales para aumentar el poder de los pacientes se han dirigido fundamentalmente a tres aspectos: 1) promoción de las conductas saludables; 2) procesos de gestión de la enfermedad y 3) relaciones con los proveedores de cuidados sanitarios.

De acuerdo con Health Consumer Powerhouse, en su informe del estado de situación en Europa (“The empowerment of the European Patient 2009”), los indicadores de potenciación de los pacientes comprenden los derechos a elegir entre proveedores, el acceso directo al especialista, la participación en la toma de decisiones, el derecho a la segunda opinión, el acceso a la Historia Clínica Electrónica propia, los catálogos de ranking de proveedores y la disponibilidad de medios de comunicación para acceder a información sanitaria.

Internet se ha consolidado hace ya tiempo como una herramienta poderosa para facilitar el acceso a la información de Salud por los ciudadanos, pero también para la educación sanitaria, el cambio de conducta, la teleconsulta y la segunda opinión. Hoy día se dispone de una nueva ola de herramientas de e-Salud y de iniciativas emergentes con un alto potencial de potenciación del paciente. Entre ellas se encuentran los medios de computación social (Web 2.0); los sistemas de comunicaciones interactivas multicanal; salud móvil (mHealth); de Historias Clínicas Personales (PHRs); servicios AAL (Ambient Assisted Living) para la vida independiente en casa; salud personal; salud personalizada y plataformas abiertas e interoperables de servicios Web con aplicaciones para la (auto) gestión de los pacientes crónicos y los cuidados de larga duración.

En la transición a los posibles escenarios de futuro para la sanidad será interesante observar la forma en que se van a desarrollar las capacidades tecnológicas de potenciación de los ciudadanos en el cuidado de su salud, cómo se van a adoptar por la población, cómo van a convivir con los procesos de atención formal y cómo los profesionales sanitarios van a adaptarse a una nueva situación de relación con los pacientes mucho mas rica en posibilidades que en el pasado.



#médicostuiteros

18 04 2011

El impacto real de Twitter es imposible de medir pero su alcance no tiene límites. Esta red –que tiene más de informativa y menos de social que otras– está cambiando, a base de mensajes de 140 caracteres, el periodismo, la política o la forma de ver la televisión. Pero esta herramienta se ha colado también en otros ámbitos más ortodoxos como la ciencia y la medicina.

Su influencia ha calado en estos sectores porque muchos profesionales han encontrado en Twitter una vía para comunicarse con sus colegas, una forma rápida de llegar a los pacientes y un altavoz con el que hacerse oír. Aunque en España es un fenómeno incipiente, ya hay médicos que se hacen notar en la red.

“Cuando llega un paciente nuevo a mi consulta le doy mi e-mail, mi blog y mi twitter y le digo que puede seguirme donde quiera”, explica a ELMUNDO.es Salvador Casado, especialista en Medicina de Familia y uno de los médicos españoles con más influencia en las redes sociales. Su cuenta @doctorcasado, que tiene más de 1.400 seguidores, es su último intento de “crear vías de comunicación fuera de la consulta”. Una aventura que empezó, como la de casi todos sus colegas de Twitter y profesión, con una bitácora.

La forma de relacionarnos en la red cambia constantemente (el e-mail, el blog, las redes sociales…) y navega hacia un flujo de información cada vez más inmediato y globalizado. Un escenario en el que el tiempo es una variable clave. Ésta es una de las razones por las que Twitter gana adeptos en las consultas y los hospitales. “Se puede lanzar un mensaje en muy poco tiempo, entre paciente y paciente, y para leer la información que te interesa no tienes que estar siempre conectado”, señala Eduardo Puerta (@melmack2k), especialista en Medicina de Familia en un centro de salud de Tenerife.

Tras dos años y medio en la ‘twitteresfera’, no sabe aún si este nuevo medio de comunicación va a tener un impacto real sobre el ejercicio de la medicina aunque se muestra optimista: “Lo que llevamos vivido con los blogs es que funciona. Yo he pasado de 400 visitas a 80.000 en un año; y la gente lee y comenta. Quiere saber”.

Los estudios señalan dos tendencias. Por un lado, Internet se ha convertido en la principal fuente de información sobre salud. Ocho de cada 10 usuarios utilizan la red para saber más sobre este tema, según un informe elaborado por Pfizer. Además, al menos en Estados Unidos, un tercio de ellos lo hace en las redes sociales, en donde buscan, sobre todo, a otros pacientes con los que compartir experiencias. Y parece que en España también. Una pequeña encuesta realizada por ELMUNDO.es reveló que al 68% de los que respondieron les gustaría que su médico fuese accesible a través de Facebook o Twitter. Pero Internet es un arma de doble filo y no todas las páginas que hay son de calidad. Ahí es donde muchos médicos han encontrado un nicho que ocupar.

“La situación demanda nuestra presencia porque los ciudadanos necesitan información y consejo”, subraya Salvador Casado. Además, “el sistema sanitario público está cada vez más saturado y tenemos menos tiempo para comunicar”. Esta idea la comparten otros colegas de Casado que se dedican, como él, a la Medicina de Familia y que forman el núcleo principal de los médicos blogueros y tuiteros.

“Hay unos 500 médicos con blog y de ellos el 90% es de familia”, asegura Eduardo Puerta. “Lo veo lógico –continúa– porque nosotros estamos más cerca de la población en todos los sentidos y para la gente es más fácil leer y entender lo que decimos porque empleamos un lenguaje más sencillo”.

De ahí que buena parte del tiempo que invierten estos profesionales en Twitter lo dediquen a lo que ellos llaman prescribir información, que consiste en “compartir noticias o páginas con contenidos médicos de buena calidad que puedan ser útiles para los pacientes”, señala Fernando Casado (@drcasado). Desde su consulta en Madrid, esta herramienta le sirve para “estar en contacto no presencial con los pacientes” pero también “para hacer algo de labor social, de educación en salud”.

Las redes sociales funcionan como una caja de resonancia que muchos médicos utilizan para transmitir mensajes importantes a la población. Desde fomentar un buen uso de los antibióticos hasta cómo dejar de fumar. La iniciativa Mi Vida sin Ti es un buen ejemplo de las nuevas formas de colaboración que permite Internet. El objetivo es “apoyar al paciente para que deje de fumar”, explica Puerta. Y para eso los médicos lanzan mensajes a través de un blog, una página de Facebook y una cuenta de Twitter. La diferencia es que “para montar esta campaña no hemos mantenido ni una sola reunión física. Todo se ha coordinado a través de estas redes”, añade Fernando Casado.

Pero más allá del apoyo a la población y la prescripción de información, el traslado de la relación médico-paciente a la redes sociales es un tema muy cuestionado en el que hay que tener en cuenta las implicaciones éticas que conlleva compartir o publicar datos de una persona. “Prefiero parecer antipático que tratar casos clínicos”, reconoce Fernando Casado. “Nada que requiera una mínima exploración se debe tratar en Twitter“.

El tema suscita tanto interés que la Academia de Medicina de Estados Unidos (AMA) editó a finales de 2010 unas guías para orientar a los facultativos en el uso de las redes sociales. Éstas hacen especial hincapié en la salvaguardia de la privacidad de los pacientes.

Equipos virtuales

Los médicos también han encontrado en esta herramienta de microblogging un espacio en el que interactuar con otros colegas de profesión. “Twitter ha ido ganando valor propio porque es muy fácil recibir información de las instituciones, revistas o personas que te interesan. Es un teletipo continuo”, apunta Vicente Baos, autor del blog El Supositorio, que tuitea desde @vbaosv. “Para nosotros tiene una potencia enorme como plataforma de formación continuada e independiente”, añade Fernando Casado.

A base de seguirse unos a otros, se están creando “redes profesionales muy importantes; equipos de trabajo virtuales que mejoran los resultados”, subraya Salvador Casado. “Hace unos días tuve en la consulta a una persona con tendinopatía compleja en la rodilla y no sabía cómo manejarla. Me puse en contacto con un fisioterapeuta a través de Twitter y en 10 minutos tenía cinco artículos sobre el tema. Sin su ayuda, habría tardado dos o tres horas en hacerlo”.

Entre los proyectos de colaboración más llamativos está la retransmisión vía Twitter de dos intervenciones quirúrgicas. La primera se realizó en el Centro Médico Middle Tennessee (EEUU) y la segunda en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. La operación “tuvo mucho seguimiento y feedback”, explica Julio Mayol (@juliomayol), el cirujano que la dirigió. “Esto –continúa–, que podría parecer trivial, puede ser muy útil, especialmente si se emplean técnicas quirúrgicas innovadoras, porque puedes obtener en tiempo real consejos sobre lo que estás haciendo o recibir preguntas. Es muy enriquecedor”.

Educación tecnológica

La incipiente medicina 2.0 es, sin embargo, una gran desconocida para muchos profesionales y usuarios del sistema sanitario. “La formación del médico, que es muy larga, va dirigida al papel y no a esto. Hay cierto analfabetismo tecnológico”, subraya Salvador Casado. Lo mismo sucede entre la población. Sólo el correo electrónico se empieza a popularizar y es que “hay muchas barreras para la comunicación a través del Twitter, indica Eduardo Puerta.

Aún hay bastantes españoles que no tienen una cuenta de e-mail y qué decir de las redes sociales. Por eso, “hay quien nos acusa de dar cuidados inversos o atención a los que menos la necesitan”, explica Salvador Casado. Eso es lo que se hace normalmente a través de las nuevas herramientas de comunicación ya que los usuarios suelen ser más jóvenes, de nivel educativo más alto, etc. Gente, en definitiva, menos susceptible de necesitar atención médica continua. “Pero eso es ahora –se defiende–. En un futuro no será así”.

Esta brecha tecnológica es la que está dificultando el uso de Twitter como herramienta organizativa. “Nosotros, los médicos de familia, dominamos la consulta. Somos autogeneradores y sabemos cómo va, si hay huecos… –explica Puerta–. Va a tener una utilidad directa con el paciente”. Pero la iniciativa sólo está funcionando en unos pocos sitios, como en la consulta de Fernando Casado, pionero en la idea.

Sus pacientes saben gracias a sus tuits si es un día bueno para pedir cita, si va con retraso o si ha tenido que salir a una visita a domicilio. “Los jóvenes me dicen –señala Casado– que se conectan para verlo y algunos de los mayores que me siguen a través de sus hijos”. Es evidente que la tecnología está cada vez más presente en nuestras vidas y, como advierte Vicente Baos, “los profesionales que se mantengan alejados de estas herramientas se van a perder muchas cosas y no van a tener la agilidad necesaria para gestionar la información“.

ElMundo.es [en línea] Madrid (España): ElMundo.es, 18 de abril de 2011 [ref. 18 de abril de 2011] Disponible en Internet:

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/04/14/tecnologiamedica/1302790300.html



¿Te imaginas cómo te relacionarás con tus pacientes en el futuro?

14 04 2011

Este vídeo es una puerta a la imaginación para pensar en nuevas formas de comunicarse con los pacientes gracias a las nuevas tecnologías.