Emprendeduría vs “emprenyadoria”

30 04 2012

C. Rovira Bassols

Médico.

La palabra que mejor define empezar a hacer una cosa, especialmente cuando exige esfuerzo y trabajo, es emprender. En el momento actual, la figura del emprendedor, el que emprende, ha adquirido un “status” destacado y se ha convertido en el eje de la mayoría de las propuestas para salir de la crisis.

Sin embargo, existe otra figura, totalmente contrapuesta con la primera. Esta figura reúne una serie de características: el desánimo, la desconfianza, la calumnia, la falta de talento, la crítica destructiva, la conspiración, la absoluta falta de iniciativa… y resulta complicado encontrar un término que lo defina exactamente. El más capaz de hacerlo es quizá un vocablo en catalán: “l’emprenyador“.

Esta expresión carece de una definición clara y por lo tanto, no he sabido traducirla, pero agrupa diversos verbos y se puede definir mediante un conjunto de sinónimos: fastidiar, jorobar, incomodar, importunar, incordiar, irritar, enojar, enfadar, zaherir, cansar, fatigar, marear, agobiar, atosigar, chinchar, porfiar, cargar, asediar, mortificar, hostilizar e incluso envidiar.

En el vídeo de este artículo, un destacado periodista aborda, en clave de humor, el tema a la perfección. Él ha inventado una “fórmula”, sin base científica, de la composición de cualquier microclima y por extensión, de la sociedad en sí misma, en éstos términos. Un 10% está formada por emprendedores, otro 10% la constituyen los “emprenyadors” y el 80% restante, la gente “que espera”. El 10% de emprendedores arrastran a muchos de los del 80%, pero el 10% de “emprenyadors”, también.

Un amigo mío, Txema, al ver el vídeo, añadió una reflexión al mismo que me gustaría transcribirles: NO podemos hacer una división maniquea entre “emprendedores” -aquellos que se implican y hacen cosas- y “emprenyadors” -aquellos que no hacen nada más que criticar a los emprendedores-. Todos podemos ser “emprendedores” y todos también podemos tener un momento u otro de despropósito “emprenyador”. El enemigo no está fuera, sino dentro, por eso la lucha la tenemos que llevar a cabo, en primer lugar, contra este aguafiestas que todos llevamos dentro y que nos conduce al inmovilismo y a criticar lo que hacen los demás.

En fin, les dejo con el vídeo, que vale la pena.

Youtube.com [en línea] San Bruno (USA): youtube.com, 30 de abril de 2012 [ref. 2012] Disponible en Internet: http://www.youtube.com/watch?v=-TyTYf4JTNg