Los glóbulos blancos “escanean” el torrente sanguíneo para provocar daño cardiovascular

18 12 2014

Un estudio publicado en Science y liderado por investigadores del CNIC descubre que los neutrófilos escanean activamente la sangre dentro de los vasos en busca de plaquetas activadas.

El estudio demuestra que muchos tipos de accidentes cardiovasculares, como el ictus o el choque séptico, se originan por la acción de los leucocitos que se activan por este mecanismo.

El estudio tiene importantes implicaciones para entender, y tratar, accidentes cardiovasculares de muy amplia índole.

 

Investigadores del CNIC han descubierto que un subtipo de los principales agentes defensivos del organismo, los leucocitos o glóbulos blancos, lleva a cabo un procedimiento de “escaneo” dentro de los vasos sanguíneos que desencadena múltiples tipos de accidentes cardiovasculares, incluyendo algunos tan comunes como el ictus, según publican hoy en la revista Science.

Si uno le preguntara a un médico que le prediga la probabilidad de que sufra un accidente cardiovascular, por ejemplo un ictus o un infarto de miocardio, este le contestaría que la respuesta no es simple porque no se conoce exactamente cómo se inician estos accidentes. Dirá también que existen ciertos marcadores que, no obstante, son altamente predictivos. Uno de estos marcadores es el nivel de un tipo específico de leucocitos –los neutrófilos- en la sangre. El otro, es la presencia de plaquetas activadas en el torrente sanguíneo, las cuales son responsables de la coagulación y contra las que se han desarrollado drogas tan conocidas como la aspirina. La pregunta desde el punto de vista biológico es si existe una relación meramente casual entre ambos marcadores, o si realmente es que ambos tipos celulares, neutrófilos y plaquetas, cooperan para iniciar un accidente vascular.

En colaboración con grupos de la universidad complutense, del departamento de Imagen Avanzada del CNIC, y grupos en Alemania, Estados Unidos y Japón, el equipo del Dr. Andrés Hidalgo, investigador del Departamento de Aterosclerosis, Imagen y Epidemiología del CNIC ha descubierto un sorprendente mecanismo que explica cómo ambos tipos de células, neutrófilos y plaquetas, cooperan para iniciar accidentes cardiovasculares.

Para escudriñar este fenómeno, los investigadores del grupo han mirado directamente dentro de los vasos sanguíneos de tejidos vivos con técnicas avanzadas de microscopia, las cuales permiten ver neutrófilos y plaquetas individuales durante el proceso inflamatorio. La primera sorpresa que se llevaron fue que los neutrófilos que se pegan al vaso inflamado extienden una especie de brazo o protrusión celular hacia el interior del vaso en la que se concentra una proteína altamente adhesiva. La segunda observación inesperada es que algunas de las plaquetas de la sangre se pegaban a esta la proteína presente en esta protrusión. Sorprendentemente, solo las plaquetas que estaban activadas (uno de estos marcadores predictivos de accidentes cardiovasculares) se adherían a esta estructura. La última observación, quizás la más sorprendente, es que esta proteína adhesiva es también capaz de mandar señales al neutrófilo para que inicie una respuesta inflamatoria. Esta respuesta es, en último término, la responsable del daño vascular.

Para investigar como este proceso puede subyacer a los accidentes vasculares referidos anteriormente, los investigadores indujeron ictus, choque séptico o daño pulmonar agudo en ratones en los que la proteína adhesiva estaba ausente o se había bloqueado, y se encontraron con que en todos ellos el grado de daño a los tejidos afectados (cerebro, hígado o pulmón) estaba significativamente reducido comparado con animales no tratados.

El trabajo explica antiguas observaciones clínicas, y tiene implicaciones que pueden ser inmediatas para entender cómo se originan muchos de los tipos de accidentes cardiovasculares más prevalentes en nuestra sociedad.

El trabajo también ilustra como el uso de técnicas de última generación nos ayuda a descubrir la elegancia de procesos biológicos previamente desconocidos, y que ahora pueden ser manipulados para prevenir o tratar enfermedades que de otra manera pueden ser devastadoras para la salud humana.

Sreeramkumar V, Adrover JM, Ballesteros I, Cuartero MI, Rossaint J, Bilbao I, Nácher M, Pitaval C, Radovanovic I, Fukui Y, McEver RP, Filippi MD, Lizasoain I, Ruiz-Cabello J, Zarbock A, Moro MA and Hidalgo A. Neutrophils scan for activated platelets to initiate inflammation. Science, In Press 2014.

Acceso al vídeo

 

 

 Cnic.es [en línea] Madrid (ESP): cnic.es, 18 de diciembre de 2014 [ref. 05 de diciembre de 2014] Disponible en Internet: https://www.cnic.es/es/noticias/index.php?id=3923



Experimental Regenerative Medicine Therapies for Heart Diseases

21 07 2014

Stem Cell Expert Explains How Experimental Regenerative Medicine Therapies Can Regrow Damaged Heart Muscle.

 

Stem cell therapy for cardiovascular disease isn’t a medical pipe dream – it’s a reality today, although patients need to better understand the complex science behind these experimental treatments, according to the chief of Cardiology for the Cedars-Sinai Heart Institute.

In a 17-minute TEDxGrandForks talk now available on YouTube.com, Timothy D. Henry, MD, known for his innovative work in developing stem cell treatments for advanced heart disease patients, said he understands why so many are confused about the latest scientific findings.

 

Most people today “get our information from sound bites,” and the issues surrounding stem cells are too complex to be fully explained in a single catchy phrase, Henry said, adding, “We have far too much controversy about stem cells and far too much hype.

“Stem cell science has become “a political dividing line” with many opposing research into stem cells derived from human embryos, Henry said. However, he said, today’s leading-edge clinical research focuses on stem cells derived from adults that can be scientifically programmed to become a specialized cell, such as a heart cell or a brain cell, thereby avoiding the ethical questions involved in embryonic research.

“Very few of the cells we give actually become muscle or actually become blood vessels,” Henry said. “What they do … is increase growth factors” and encourage natural cells in the body to generate new, healthy tissue.”

The Cedars-Sinai Heart Institute, directed by Eduardo Marbàn, MD, PhD, is a world leader in studying the use of stem cells to regenerate heart muscle in patients who have had heart attacks. In 2009, Cedars-Sinai physicians conducted the first infusion of stem cells into heart attack patients, using stem cells grown from the patients’ own heart tissue. The resulting study, published in February 2012 in The Lancet, showed that patients who underwent the stem cell procedure experienced a significant reduction in the size of the scar left behind by a heart attack. Patients also experienced a sizable increase in healthy heart muscle following the experimental stem cell treatments.

Currently, Henry is co-directing a new stem cell study with Raj Makkar, MD, director of Interventional Cardiology. The national trial, called ALLSTAR, uses heart cells from unrelated donors in an effort to reverse lasting tissue damage after a heart attack.

During his talk, Henry also expressed concern for patients who might be taken advantage of by unscrupulous clinics outside of the United States that offer stem cell “cures” for everything from neurological diseases to baldness. Patients also need to understand that stem cell science has a long way to go before regenerative medicine treatments are widely available.

“We have made major progress in the past 20 years but we still have needs,” Henry said, particularly for advanced heart disease patients whose only hope is a transplant or a mechanical pumping device. “What we need to do is very well-designed studies that actually teach us something and take us to the next step. …There are significant challenges, but we can meet them.”

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Cedars-sinai.edu [en línea] Los Angeles, CA (USA): cedars-sinai.edu 21 de julio de 2014 [ref. 17 de junio de 2014] Disponible en Internet: http://www.cedars-sinai.edu/About-Us/News/News-Releases-2014/Stem-Cell-Expert-Explains-How-Experimental-Regenerative-Medicine-Therapies-Can-Regrow-Damaged-Heart-Muscle.aspx



Implantación de “Minimarcapasos” sin necesidad de cirugía convencional

20 03 2014

El Clínic de Barcelona participa en un ensayo clínico para probar el marcapasos más pequeño del mundo

 

Con una medida de 24mm, el dispositivo Micra fabricado por la empresa de tecnología médica Medtronic es, a día de hoy, el marcapasos más pequeño del mundo. Un total de 10 centros en el mundo participan en un ensayo clínico global con 60 pacientes para probar un sistema tecnológico innovador, que no requiere cables, con un procedimiento de implante de mínima invasión (vía transcatéter a través de la vena femoral). El primer dispositivo se implantó a un paciente en Linz (Austria) como parte del estudio clínico. En España, el  Clínic es uno de estos 10 centros seleccionados en el mundo -y el único en España- para probar el dispositivo en fase 1 (pre-market) del estudio, aprobado por la AEMPS (Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitario). En Europa lo han probado otros cinco centros en Austria, Hungría, Países Bajos y Francia. El resto tendrá que esperar a que se inicie la fase 2, en la que participarán 300 pacientes de todo el mundo. En esta primera fase se han implantado 26 dispositivos en todo el mundo: 24 en Europa y tres en el Hospital Clínic de Barcelona.

 

El equipo del Dr. Lluis Mont, jefe de Arrítmias del Hospital Clínic de Barcelona, junto con el Dr. Josep Brugada, director médico, han implantado el dispositivo Micra a tres pacientes candidatos que sufrían bradicardia, una condición caracterizada por un ritmo cardiaco lento (menos de 60 latidos por minuto) o irregular. Las intervenciones se realizaron el pasado mes de febrero y los tres pacientes presentan una evolución favorable hasta el momento, sin ninguna complicación en la operación ni postoperatoria. Según el Dr. Mont, “gracias a la facilidad del implante a través de la vena femoral y a la ausencia de cables, se evita la posibilidad de heridas y disminuye notablemente el riesgo de infecciones y de disfunción de los electrodos, un problema  común en los marcapasos estándar”. Otra de las ventajas del nuevo dispositivo es la gestión de los circuitos quirúrgicos, ya que “existe la posibilidad de colocarlo en las áreas de hemodinámica de los centros hospitalarios, con un servicio permanente de 24 horas que no requieren la programación de los servicios de quirófano de una cirugía convencional”, señala el jefe de Arritmias del Clínic.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Micra aporta mayor estabilidad y reduce el riesgo de daño tisular

Con una décima del tamaño del marcapasos actual, Micra se coloca directamente en el corazón mediante un catéter insertado a través de la vena femoral. Una vez colocado, el marcapasos queda enganchado a la pared del ventrículo derecho y puede recolocarse si es necesario. Gracias a su reducido tamaño y al sistema de fijación a través de cuatro patas flexibles permite una mayor estabilidad y evita el daño del tejido cardíaco. Este dispositivo no requiere el uso de cables que conecten el marcapasos con el corazón. Micra manda impulsos eléctricos a través de un electrodo que está colocado en el propio dispositivo. En contraste con el procedimiento actual de implante del marcapasos, Micra no requiere de incisiones quirúrgicas en el pecho ni la creación de ningún “bolsillo” debajo de la piel. Esta novedad elimina las posibles complicaciones derivadas del implante y elimina cualquier signo visible del dispositivo.

Micra es un ejemplo de la importante inversión que hemos hecho en tecnología punta, más concretamente, en la miniaturización de los dispositivos cardiacos”, dice Pat Mackin, presidente de CRDM y vicepresidente de Medtronic. “Los dispositivos más pequeños y los nuevos procedimientos menos invasivos son una muestra del fuerte compromiso en mejorar la salud del paciente y ganar eficiencia en los procedimientos. A través del estudio clínico global del Micra estamos intentando generar una evidencia fuerte de los beneficios que esta tecnología supone para pacientes y clínicos de todo el mundo”.

 

 

Blog.hospitalclinic.org [en línea] Barcelona (ESP): blog.hospitalclinic.org, 20 de marzo de 2014 [ref. 18 de marzo de 2014] Disponible en Internet: http://blog.hospitalclinic.org/es/2014/03/el-clinic-de-barcelona-participa-en-un-assaig-clinic-per-provar-el-marcapassos-mes-petit-del-mon/



Estudio SYMPLICITY HTN-3: Denervación renal cuestionada

24 02 2014

El estudio clínico fase 3 sobre denervación renal SYMPLICITY HTN-3, para el tratamiento de la hipertensión resistente, no logró alcanzar su punto final primario de eficacia, según un comunicado difundido por Medtronic del que se han hecho eco varios medios de comunicación.

A pesar de la seguridad del procedimiento, el estudio, que asignó al azar a 535 pacientes con hipertensión resistente al tratamiento, no ha demostrado que el tratamiento con el procedimiento de investigación diera lugar a una reducción sostenida de la presión arterial sistólica.

Los resultados son sorprendentes, dados los resultados positivos del estudio SYMPLICITY 2 (sin brazo control sham), con el mismo catéter y los llevados a cabo por otras casas comerciales. La tercera parte del grupo de estudios SYMPLICITY parece que fue diseñada más rigurosamente para evaluar la eficacia del procedimiento, ya que todos los pacientes asignados al azar al grupo de control se sometieron a un procedimiento simulado (sham procedure). El objetivo final primario del estudio fue el cambio en la presión arterial sistólica ambulatoria a los seis meses, mientras que el cambio a los seis meses medidos por el holter de presión arterial (MAPA) fue un objetivo final secundario. El objetivo final primario de seguridad fue la incidencia de eventos adversos que ocurrieron un mes después del tratamiento hasta los seis meses.

Queda por tanto, analizar cuidadosamente los resultados y las posibles indicaciones reales de esta reciente, y hasta hace poco muy prometedora técnica (se ha publicado datos de un eficaz efecto hipotensor, antiarrítmico, etc.).

De momento, y pendientes de la presentación oficial de estos datos (y de su explicación), se han suspendido cautelarmente varios estudios sobre denervación real (SYMPLICITY 4 y EnligHTN IV, el fase 3 de St. Jude).

En Europa, el sistema Symplicity de Medtronic ha recibido la Marca CE. Otros sistemas denervativos incluyen los empleados en los ensayos EnligHTN (catéter EnligHTN, de St. Jude Medical); el Vessix V2 (Boston Scientific), utilizado en el estudio REDUCE-HTN; el OneShot (Covidien), empleado en el estudio RHAS, y el PARADISE (ReCor Médica) del estudio REALISE.

 

Enlaces:

Medscape.com – Renal Denervation Fails in SYMPLICITY HTN-3 »

Escrito por Dr. Iván Núñez Gil

Cardioteca.com [en línea] Madrid (ESP): cardioteca.com, 24 de febrero de 2014 [ref. 22 de enero de 2014] Disponible en Internet: http://www.cardioteca.com/noticias/noticia-hipertension-arterial-pulmonar/noticia-intervencionismo-estructural-2/910-estudio-symplicity-htn-3-denervacion-renal-cuestionada.html

 



Marcapasos autosuficientes, gracias a la energía del corazón

14 10 2013

Crean un dispositivo que transforma la potencia del latido cardiaco en corriente eléctrica para alimentar de forma indefinida a los implantes

 

Los marcapasos tradicionales tienen una pega: deben ser sustituidos cada cinco o siete años porque se les acaban las baterías. Evitar estas operaciones ya es posible gracias a un sistema desarrollado por científicos norteamericanos: un recolector de energía que transforma los latidos del corazón en corriente eléctrica. Esta corriente puede aprovecharse para alimentar a los marcapasos, de forma indefinida.

 

El nuevo dispositivo recoge la energía de los latidos del corazón para destinarla al suministro energético de los marcapasos. Fuente: PhotoXpress.

El nuevo dispositivo recoge la energía de los latidos del corazón para destinarla al suministro energético de los marcapasos. Fuente: PhotoXpress.

Científicos estadounidenses han desarrollado un dispositivo experimental que recoge la energía de los latidos del corazón para destinarla al suministro energético de los marcapasos.

El avance, que ha sido presentado en las American Heart Association’s Scientific Sessions 2012 que se celebran hasta el siete de noviembre en Los Ángeles (Estados Unidos), podría servir para sustituir en el futuro las baterías de los marcapasos, y evitar así que estos deban ser reemplazados cada cierto tiempo.

En un estudio preliminar, los investigadores probaron este dispositivo de recolección energética que utiliza la piezoelectricidad para generar electricidad a partir de los latidos del corazón.

La piezoelectricidad es el fenómeno por el que un material, al ser sometido a tensiones mecánicas, adquiere una polarización eléctrica en su masa, por la que aparece una diferencia de potencial y cargas eléctricas en su superficie. Los resultados obtenidos resultaron prometedores.

 

Un marcapasos casi eterno

Según publica la American Heart Association en un comunicado, este sistema sería una interesante solución tecnológica para los marcapasos, que requieren solo de pequeñas cantidades de energía para funcionar.

Pero, además, la piezoelectricidad podría aprovecharse para otros dispositivos cardiacos de implante, como los desfibriladores, que también necesitan escasa cantidad de energía, afirma Amin Karami, principal autor del estudio e investigador del Departamento de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Michigan en Ann Arbor (Estados Unidos).

Según Karami, hoy día, los marcapasos deben ser sustituidos cada cinco o siete años cuando sus baterías se agotan, lo que resulta costoso y supone un gran inconveniente.

“Muchos de los pacientes son niños que viven durante muchos años con los marcapasos. Imagine cuantas operaciones podrían ahorrarse si esta nueva tecnología se extiende”, explica el científico.

Las pruebas realizadas con el nuevo dispositivo fueron las siguientes. En primer lugar, los investigadores midieron las vibraciones del pecho, inducidas por los latidos del corazón.

Después, usaron un “agitador” para reproducir estas vibraciones en el laboratorio, y lo conectaron al prototipo de recolector de energía cardiaca que habían desarrollado.

Las mediciones sobre el rendimiento de este prototipo, basadas en un conjunto de 100 latidos cardiacos simulados a diversas frecuencias cardiacas, demostraron que el recolector de energía funcionaba como los científicos habrían predicho: generando más de 10 veces la energía que un marcapasos actual necesita.

El próximo paso será implantar este recolector de energía, cuyo tamaño es la mitad del de las baterías que se usan actualmente en los marcapasos, afirma Karami. Los investigadores esperan integrar su tecnología en marcapasos comerciales.

 

A salvo de los teléfonos móviles

Hoy día, existen dos tipos de recolectores de energía que podrían suministrar energía a un marcapasos típicos: lineal y no lineal. Los recolectores lineales funcionan bien con una sola frecuencia cardiaca específica, por lo que los cambios en dichas frecuencias harían que no recogieran la suficiente energía.

Por el contrario, un recolector no lineal –del tipo empleado en el presente estudio- utiliza imanes para aumentar la producción de energía, y hacer que el recolector sea menos sensible a los cambios en la frecuencia cardiaca.

Como resultado, el recolector no lineal desarrollado generó la energía necesaria a partir de latidos cardiacos de entre 20 a 600 pulsaciones por minuto, para alimentar de manera continua a un marcapasos.

Karami señala que se comprobó asimismo que dispositivos como los teléfonos móviles o los microondas no afectarían a este dispositivo no lineal.

 

Otras soluciones

La solución de Karami no es la primera que se plantea para resolver el inconveniente de las baterías de los marcapasos.

El pasado mes de abril de 2012, investigadores del Instituto Fraunhofer de Sistemas y Tecnologías Cerámicos (IKTS) de Alemania logró suministrar energía de forma inalámbrica desde un módulo transmisor portátil a un módulo generador móvil o “receptor”.

Según los científicos, este módulo de transferencia permitirá alimentar a distancia implantes (como los marcapasos), pero también sistemas de dosificación de fármacos y otras aplicaciones médicas sin necesidad de contacto.

Por otra parte, tampoco es esta la primera vez que se consigue obtener energía a partir de algún movimiento del cuerpo, para aprovecharla para otros dispositivos. En esta dirección, ingenieros de la Universidad de Princeton (en Estados Unidos) desarrollaron en 2010 un material capaz de producir energía a partir de los movimientos del cuerpo humano (la carrera o la respiración, por ejemplo).

Los científicos señalaron entonces que este compuesto, una combinación de caucho de silicona con zirconato de titanato de plomo (PZT), podría aplicarse en chips destinados a dispositivos médicos, como los marcapasos.

 

 

 

Por Yaiza Martínez.

 

Tendencias21.net [en línea] Madrid (ESP): tendencias21.net, 14 de octubre de 2013 [ref. 05 de noviembre de 2012] Disponible en Internet: http://www.tendencias21.net/Marcapasos-autosuficientes-gracias-a-la-energia-del-corazon_a14072.html



Reducción del tamaño del Infarto con administración temprana de Metoprolol

10 10 2013

  • Metoprolol reduce un 20% el tamaño del infarto
  • Así se desprende del estudio Metocard-Cnic, puesto en marcha gracias a los fondos del Minsiterio de Economía y a una beca del CNIC
  • El siguiente paso es evaluar la reducción de la mortalidad a largo plazo en pacientes tratados de manera precoz con este fármaco

 

La administración precoz de metoprolol es capaz de “reducir el tamaño del infarto en un 20 por ciento”, tal y como destaca la editorial de Circulation, la revista de la Asociación Americana de Cardiología, que acaba de publicar en su edición los resultados del estudio español Metocard-Cnic. Unos resultados que podrían extenderse ahora a todo el mundo, dado el gran beneficio clínico, bajo coste del medicamento (menos de dos euros) y accesibilidad universal de este tratamiento.

 

Parte del equipo investigador coordinador

Parte del equipo investigador coordinador

De ser así, cambiaría la práctica clínica habitual ante un paciente de infarto que, hasta ahora, no recibía de manera rutinaria este medicamento antes de someterse a una angioplastia, la intervención recomendada para abrir la arteria ocluida causante del infarto.

 

Para llevar a cabo el análisis de eficacia de metoprolol, fármaco de de la familia de los beta-bloqueantes indicado para el tratamiento de la hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares, los investigadores han contado con fondos del Ministerio de Economía y Competitividad, una beca de investigación competitiva del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y la distinción Severo Ochoa obtenida por este centro en 2011. “La ausencia de interés comercial hace que la investigación clínica independiente en estos fármacos sea difícil de realizar”, subraya Borja Ibáñez, jefe del grupo de Imagen en cardiología experimental del CNIC y uno de los investigadores principales de este estudio.

 

Además del bajo coste del fármaco, los investigadores destacan también el mayor retorno de inversión a partir de ahora, ya que los infartados con menos músculo cardiaco necrosado son menos proclives a necesitar un desfibrilador implantable, con un coste de más de 200.000 euros, o a requerir costosos ingresos por insuficiencia cardiaca. “Por un gasto de menos de dos euros, en el futuro se habrán ahorrado miles de euros”, apunta Ibáñez. Actualmente, el mismo equipo que llevó a cabo el estudio Metocard-Cnic se está encargando de realizar un análisis de coste-efectividad.

 

El estudio, en el que han participado los servicios de emergencias extrahospitalarias y un total de siete hospitales de Madrid, Galicia, León y Cantabria contó con una muestra de 270 pacientes con infarto, a los que se aleatorizó para recibir metoprolol por vía intravenosa o para seguir el protocolo estándar. A la semana del infarto, se analizó el estado de los pacientes a partir de una resonancia magnética cardiaca, cuantificando en todos ellos los gramos de corazón que habían resultado necrosados tras el infarto. Así, se comprobó que los pacientes con metoprolol tenían un tamaño de infarto muy reducido en comparación con el grupo control.

 

Una vez confirmado el beneficio clínico, los investigadores están ahora evaluando cuál es el mecanismo por el que esta terapia funciona en pacientes con infarto. Además, los servicios de emergencias y el CNIC ya están trabajando también en la logística de otro ensayo clínico de análisis de la reducción de mortalidad a largo plazo de los pacientes tratados con metoprolol precozmente, esta vez a nivel internacional.

 

Link al artículo: aquí

 

Gacetamedica.com [en línea] Madrid (ESP): gacetamedica.com, 10 de octubre de 2013 [ref. 04 de octubre de 2013] Disponible en Internet: http://www.gacetamedica.com/gaceta/articulo.aspx?idart=778304&idcat=797&tipo=2



Desfibrilador cardiaco implantable subcutáneo (‘S-ICD’)

9 09 2013

Incluye un cable situado por debajo de la piel a lo largo del lado izquierdo del esternón y reduciría en gran medida  el riesgo de muerte en pacientes con alto riesgo de paro cardiaco.

Desarrollan un tipo de desfibrilador que, implantado bajo la piel, puede detectar ritmos cardiacos peligrosamente anormales y administrar descargas para restaurar el ritmo normal sin necesidad de cables que toquen el corazón. Al menos así es lo que explica un nuevo estudio publicado en Circulation: Journal of the American Heart Association.

 

Este desfibrilador cardiaco implantable subcutáneo (´S-ICD´) incluye un cable situado por debajo de la piel a lo largo del lado izquierdo del esternón. Asimismo cuenta con hilos conductores eléctricos insertados en los vasos sanguíneos que llegan hasta el corazón del afectado.

 

Éstos pueden llegar a reducir en gran medida el riesgo de muerte en pacientes con riesgo de paro cardiaco. Sin embargo, los expertos insertan el nuevo dispositivo sin la guía de rayos X, por lo que” se reducen las preocupaciones sobre cables conductores rotos, daños en los vasos, infección y cicatrices que dificultan la extracción del dispositivo tradicional”.

 

“La desfibrilación ha demostrado en repetidas ocasiones ser un gran activo para prolongar la vida de los pacientes cardiacos, pero todavía hay algunos riesgos a los que hacer frente. Este nuevo sistema fue desarrollado a lo largo de 12 años de combinaciones de algunos de los mejores aspectos de los DAI implantados y los desfibriladores externos tradicionales”, comentó uno de los expertos.

 

El nuevo dispositivo fue 100% eficaz a la hora de detectar y revertir consistentemente la fibrilación ventricular. El dispositivo se encuentra ya disponible en Europa y Nueva Zelanda desde 2009, y fue aprobado por la FAD en Estados Unidos el año pasado. Los expertos advierten que no es un sustituto de otros desfibriladores aunque lo califican como “algo ideal para todos”.

 

 

Hechosdehoy.com [en línea] Madrid (ESP): hechosdehoy.com, 02 de septiembre de 2013 [ref. 27 de agosto de 2013] Disponible en Internet: http://www.hechosdehoy.com/crean-un-desfibrilador-implantable-sin-cables-que-restaura-el-ritmo-cardiaco-29668.htm



Biomarker Predicts Heart Attack Risk Based on Response to Aspirin Therapy

22 08 2013

DURHAM, N.C. — Aspirin has been widely used for more than 50 years as a common, inexpensive blood thinner for patients with heart disease and stroke, but doctors have little understanding of how it works and why some people benefit and others don’t.

Now researchers at Duke Medicine have solved some of the mysteries related to the use of this century-old drug, and developed a blood-based test of gene activity that has been shown to accurately identify who will respond to the therapy.

 

The new gene expression profile not only measures the effectiveness of aspirin, but also serves as a strong predictor of patients who are at risk for heart attack, according to a study appearing July 3, 2013, in the online edition of the Journal of the American College of Cardiology.

 

 

“We recognized the concept of aspirin resistance among a population of patients who have cardiac events or stroke,” said senior author Geoffrey S. Ginsburg, M.D., PhD, director of genomic medicine at Duke’s Institute for Genome Sciences & Policy and executive director of the Center for Personalized Medicine. “We give the same dose to all patients, but maybe some patients need a larger dose of aspirin, or maybe they need to try a different therapy entirely. We need better tools to monitor patients and adjust their care accordingly, and the findings from our study move us in that direction.”

 

The Duke researchers enlisted three groups of participants – two of healthy volunteers and one comprised of patients with heart disease seen in outpatient cardiology practices.

The healthy volunteers were given a dosage of 325 mg of aspirin daily for up to a month; the heart disease patients had been prescribed a low dose of aspirin as part of their treatment. Blood was then analyzed for the impact of aspirin on RNA expression and the function of platelets, which are the blood cells involved in clotting.

The RNA microarray profiling after aspirin administration revealed a set of 60 co-expressed genes that the researchers call the “aspirin response signature,” which consistently correlated with an insufficient platelet response to aspirin therapy among the healthy subjects as well as the heart disease patients.

The researchers also examined the aspirin response signature in another group of patients who had undergone cardiac catheterizations. They found the signature was also effective in identifying those patients who eventually suffered a heart attack or died.

“The aspirin response signature can determine who is at risk for heart attack and death,” said Deepak Voora, M.D., assistant professor of medicine at Duke and lead author of the study. “There is something about the biology of platelets that determines how well we respond to aspirin and we can now capture that with a genomic signature in blood.”

 

Ginsburg said the research is progressing to recreate the findings in other populations, and to develop a standardized testing system that could one day move the analysis into daily practice.

“Nearly 60 million people take aspirin regularly to reduce their chances of heart attack and death, but it doesn’t work for everyone,” said Rochelle Long, Ph.D., of the National Institutes of Health’s National Institute of General Medical Sciences, which partly supported the study. “By monitoring gene activity patterns these investigators uncovered a ‘signature’ linked to inadequate responsiveness. This work may eventually lead to a simple blood test to identify those who do not benefit from aspirin, enabling them to seek other therapeutic options.”

In addition to Ginsburg and Voora, study authors include Derek Cyr; Joseph Lucas; Jen-Tsan Chi; Jennifer Dungan; Timothy A. McCaffrey; Richard Katz; L. Kristin Newby; William E. Kraus; Richard C. Becker; and Thomas L. Ortel.

The study received funding from the Duke Institute for Genome Sciences & Policy; the National Institutes of Health (T32HL007101 to DV); the National Center for Research Resources (UL1RR024128); the National Institutes of General Medical Sciences (RC1GM091083); the Centers for Disease Control and Prevention (5U01DD000014); and the David H. Murdock Research Institute.

By Duke Medicine News and Communications

 

dukehealth.org [en línea] Durham, NC (USA): dukehealth.org, 22 de agosto de 2013 [ref. 03 de julio de 2013] Disponible en Internet: http://www.dukehealth.org/health_library/news/biomarker-predicts-heart-attack-risk-based-on-response-to-aspirin-therapy



New markers for sick hearts

13 06 2013

Two new markers have been discovered for the type of heart failure whereby the heart muscle becomes stiff and unable to fill the heart with blood properly. ‘Estimating the gravity of the stiff type of heart failure is difficult with the regular markers’, explains cardiologist Dirk Lok. ‘But now it has become possible. The new NT-proCNP marker appears to have good predictive values for this condition. Another new marker, Galectin-3, does not only predict this type of heart failure, but also another more recognizable type whereby the heart muscle weakens.’ Lok, a cardiologist in Deventer Hospital, conducted his research in collaboration with the Cardiology Department of the UMCG. He will be awarded a PhD by the University of Groningen on 22 May 2013.

 

There are two types of heart failure. In the most well-known type, the heart muscle weakens and the pump action becomes ineffective. The other type of heart failure involves a stiffening of the heart muscle, which prevents the heart from filling with blood properly. In both cases, blood is not pumped around the body efficiently, causing patients to develop symptoms such as fatigue, shortness of breath, swollen legs and ankles, restless nights and frequent night-time urination. A total number of 150,000 patients in The Netherlands is affected by heart failure and both types occur in the same number of people. Patients suffering from heart failure due to a stiff heart muscle are mostly female, older, have hypertension, diabetes and are overweight. The prognosis is sombre.

Patients

‘Diagnosing heart failure due to a stiff heart muscle is difficult using the regular methods, particularly for GPs’ says Lok. ‘As a result, a large number of people are going through life undiagnosed, despite showing the classic symptoms. The techniques currently used do not always detect heart problems. The new markers will make it much easier to diagnose heart failure.’ Lok measured the values of the Galectin-3 and NT-proCNP markers in large groups of patients with heart failure. He discovered that it was easier to estimate the risk of complications in patients with heart failure due to a stiff heart muscle using both markers than when using the regular marker used up until now.

Better care

‘Measuring markers in the blood to clarify the diagnosis heart failure and predict the progress of the disease has improved patient care considerably over the past few years’, according to Lok. At present, drug treatment is chosen according to the amount by which the marker levels have risen. ‘The introduction of these new markers means that we are ready for the next step: diagnosing the disease at an early stage and providing prompt and targeted treatment. This may lead to fewer hospital admissions for heart failure and possibly a lower mortality rate’, claims Lok.

Curriculum Vitae

Dirk Lok (Groningen, 1953) studied Medicine at the University of Groningen and has worked as a cardiologist in Deventer Hospital since 1984. He conducted his research under the supervision of Prof. D.J. van Veldhuisen and Dr P. van der Meer in a partnership between the Cardiology Department of the University Medical Center Groningen (UMCG) and the cardiology research department of Deventer Hospital. Lok’s thesis is entitled ‘Novel markers in chronic heart failure.’

 

 

rug.nl [en línea] Groningen (NED): rug.nl, 13 de junio de 2013 [ref. 17 de mayo de 2013] Disponible en Internet: http://www.rug.nl/news-and-events/news/archief2013/nieuwsberichten/nieuwe-markers-voor-zieke-harten



Proyecto de Telemedicina en Insuficiencia Cardíaca del Hospital del Mar

21 03 2013

El proyecto de Telemedicina en Insuficiencia Cardíaca del Hospital del Mar, única experiencia sanitaria del país seleccionada por el congreso de telefonía móvil

 

Se presentará en formato de seminario abierto a todos los asistentes el día 28 de febrero, conjuntamente con experiencias desarrolladas en Reino Unido y Alemania

El proyecto de Telemedicina en Insuficiencia Cardíaca del Hospital del Mar ha sido elegido para ser presentado en el Congreso Mundial de Telefonía Móvil en el marco del seminario “mHealth making a positive difference to the endusers“. Se presentarán cuatro iniciativas innovadoras en el ámbito de la eSalud a nivel mundial, entre las que se encuentra la Telemedicina en Insuficiencia Cardiaca del Hospital del Mar, el programa Adventure Diabetes de Alemania, el proyecto European Patient Forum y la experiencia en telemedicina en Reino Unido. La ponencia “mHealth for the cardiac patients: are there any barriers?” que realizará el Dr. Josep Comín, responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Hospital del Mar e investigador del IMIM (Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas), explicará los resultados del proyecto y desmitificará los límites de la telemedicina para los pacientes crónicos de edad avanzada.

Los resultados preliminares muestran que hemos logrado reducir la mortalidad en un 34% y las hospitalizaciones en un 63%. También hemos observado que se reducen los reingresos por otros motivos en un 41% y que el coste por paciente se reduce en un 68%.” Explica el Dr. Josep Comín “Cabe destacar también el alto nivel de satisfacción mostrado por los pacientes que han formado parte del proyecto, ya que se sienten mejor controlados y más seguros. Estos datos confirman la viabilidad de un proyecto de telemedicina en pacientes crónicos de edad avanzada, a pesar de su limitada experiencia en la utilización de aparatos electrónicos” añade.

El proyecto de Telemedicina para la Insuficiencia Cardiaca del Hospital del Mar, desarrollado con tecnología de Telefónica, se inició en el año 2010 para hacer el seguimiento del enfermo de alto riesgo sin necesidad de trasladarse ni al hospital ni al centro de atención primaria, y nace como complemento del Programa de Insuficiencia Cardíaca, que mediante un nuevo modelo de gestión de esta patología crónica y con la estrecha colaboración de los equipos de profesionales del hospital y los de atención primaria, ha logrado disminuir la mortalidad y los reingresos hospitalarios.

Los resultados obtenidos demuestran con evidencia clínica que la telemonitorización junto con la teleintervención y un nuevo modelo de gestión, no sólo es coste-eficiente, sino que mejora radicalmente la calidad de vida y asistencial de los pacientes, al tiempo que reduce de forma muy notable los costes sanitarios, siendo uno de los avances más importantes para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario.

El Congreso de Telefonía Móvil es el congreso con más asistentes a nivel mundial, y el año pasado lo visitaron más de 67.000 personas, lo que lo convierte en un fantástico escaparate de las experiencias innovadoras que se están desarrollando. Además, el proyecto de Telemedicina en Insuficiencia Cardiaca también está presente en el recientemente inaugurado Mobile World Centre, la primera exposición permanente sobre soluciones móviles para acercar esta tecnología a los ciudadanos y que forma parte de la estrategia de capitalidad mundial de Barcelona en el sector de la telefonía móvil. El edificio, situado en el centro de Barcelona, dispone de 1.800 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, y el primer piso, donde se presenta la experiencia del Hospital del Mar, se ha destinado a una exposición permanente donde el visitante podrá descubrir cómo el móvil está impactando y mejorando nuestra calidad de vida, en términos de salud, transporte, movilidad, etc.

Información relacionada:

Vídeo: http://www.parcdesalutmar.cat/mar/iCOR.html

Web insuficiencia cardíaca: http://www.parcdesalutmar.cat/insuficiencia-cardiaca/index.html

 

Parcdesalutmar.cat [en línea] Barcelona (ESP): parcdesalutmar.cat, 21 de marzo de 2013 [ref. 22 de febrero de 2013] Disponible en Internet: http://www.parcdesalutmar.cat/es_noticies/view.php?ID=261