Demuestran que una sola biopsia es insuficiente para determinar el tratamiento del cáncer de pulmón

18 08 2014

Los resultados del estudio suponen un cambio en el desarrollo de fármacos inhibidores del gen llamado MET, vinculado al cáncer de pulmón de peor pronóstico.

Un estudio del Hospital del Mar liderado por Edurne Arriola del Servicio de Oncología del Hospital del Mar y coordinadora de la Unidad Funcional de Cáncer de Pulmón ha demostrado que una sola biopsia es insuficiente para determinar con precisión este gen y establecer el tratamiento más adecuado. Estos resultados suponen un cambio en la estrategia que se utilizaba hasta ahora para el diseño de ensayos clínicos con inhibidores de MET y un paso adelante en el conocimiento del cáncer de pulmón y la personalización de su tratamiento.

 

El trabajo se ha presentado durante el 50º congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) con otros 12 estudios de investigadores del Hospital del Mar. El encuentro que se celebra en Chicago (Estados Unidos) hasta el 3 de Junio es una de los más importantes del mundo y ha reunido a más de 25.000 especialistas en oncología.

 

Al contrario de la quimioterapia, que ataca a todas las células tumorales, las terapias dirigidas se centran en bloquear genes específicos relacionados con el desarrollo de los tumores. El gen MET es un gen implicado en la proliferación y la migración celular en un amplio espectro de cánceres humanos. El desarrollo de fármacos para bloquearlo, como los inhibidores de MET, es una de las terapias que se están estudiando para detener el proceso cancerígeno.

 

Esta estrategia personalizada requiere un conocimiento muy preciso de todas las mutaciones y anormalidades del tumor a nivel molecular.

En este estudio los investigadores han analizado 127 muestras de 120 pacientes de cáncer de pulmón, la mayoría (90%) adenocarcinomas, con una media de edad de 66 años. Las muestras estudiadas provenían de diferentes partes del tumor y los investigadores analizaron la expresión y la amplificación -la cantidad de repeticiones- del gen MET, aspectos implicados en el desarrollo tumoral. Los resultados mostraron diferencias en cuanto a la caracterización de la actividad del gen según la procedencia de la biopsia.

 

Estos datos implican que la determinación de MET, necesaria para diseñar una terapia adecuada, puede ser engañosa si nos basamos en el estudio de una única biopsia, que es lo que hacemos habitualmente con el cáncer de pulmón. Necesitamos otras herramientas que nos ayuden a predecir el estado de MET en un tumor, como por ejemplo marcadores de suero, marcadores más específicos en tumores o pruebas de imagen metabólicas“, explica Edurne Arriola.

 

Esta conclusión puede tener una repercusión inmediata en el diseño de ensayos clínicos con fármacos dirigidos a bloquear la actividad de MET, especialmente en la elección de los pacientes más adecuados para beneficiarse del tratamiento.

 

Recientemente han fracasado dos ensayos con inhibidores de MET y esto podría ser debido a que los estudios del marcador MET han realizado con una sola biopsia. Hay que volver a evaluar los criterios de selección de pacientes para recibir estas terapias“, apunta la investigadora.

 

Además, esta investigación podría aplicarse a tumores localizados en otras partes del cuerpo.

 

En otros tumores glioblastomas o los tumores gástricos también se están testeando los inhibidores de MET y por tanto, aunque no tenemos datos sobre la heterogeneidad de este tumores, es muy probable que los resultados sean similares a los del cáncer de pulmón“, explica la investigadora.

 

El reto que se plantean ahora los investigadores es “identificar un biomarcador que nos permita saber qué pacientes se benefician de los inhibidores de MET y cuáles no, para poder definir mejor y personalizar los tratamientos, teniendo en cuenta que una pequeña biopsia no representa el estado general del tumor“, concluye Edurne Arriola.

 

El cáncer de pulmón es el más frecuente del mundo, con aproximadamente 1.400.000 nuevos casos al año. En España, representa el 16,6% de todos los tumores entre los hombres y el 7,6% entre las mujeres. Entre el 80-90% de los cánceres de pulmón se dan en fumadores o en personas que han dejado de fumar recientemente. El adenocarcinoma es un tipo de cáncer de pulmón que representa aproximadamente el 40% de los cánceres de pulmón y suele aparecer más entre las mujeres y localizarse en zonas más periféricas de los pulmones.

 

 

 

 

Parcdesalutmar.cat [en línea] Barcelona (ESP): parcdesalutmar.cat, 18 de agosto de 2014 [ref. 02 de junio de 2014] Disponible en Internet: http://www.Parcdesalutmar.cat/es_noticies/view.php?ID=385



Memorial Sloan-Kettering Offers New Type of Lung Cancer Screening for Smokers

25 07 2013
This image shows a low-dose chest CT scan of a woman in her late 60s who smoked for 30 years. No lung cancer was detected.

This image shows a low-dose chest CT scan of a woman in her late 60s who smoked for 30 years. No lung cancer was detected.

Some people at high risk for lung cancer due to smoking now have the option of being screened with a powerful method that has been proven to save lives. Memorial Sloan-Kettering’s new Lung Cancer Screening Program offers low-dose CT screening to current and former smokers who fit specific criteria in order to detect the disease at its earliest stage.

“This is an extraordinary opportunity to improve some patients’ lives and even cure their disease by catching lung cancers early,” says thoracic surgeon Nabil P. Rizk, who led the team developing the screening program along with Michelle S. Ginsberg, Director of Cardiothoracic Imaging.

The Lung Cancer Screening Program provides low-dose CT screening for longtime smokers between the ages of 55 and 74. Eligible patients will receive an initial scan, then follow-up scans one and two years later. Low-dose CT scans use only about 20 percent of the radiation of conventional CT scans.

 

A Proven Approach

Eligibility is based on results from the National Lung Screening Trial, a groundbreaking study that found that lung cancer deaths in patients fitting these same criteria were decreased by 20 percent in people who had three low-dose CT scans over two years. Results from this study were reported in the New England Journal of Medicine in 2011.

“Many cancer screening efforts have had disappointing results when it came to actually saving lives,” Dr. Rizk says. “But this study gave us conclusive evidence that low-dose CT screening provides a clear benefit to certain people at high risk for lung cancer. We are among the first cancer centers to offer this type of screening but anticipate this approach will eventually be adopted nationwide.”

The scans are interpreted by Memorial Sloan-Kettering radiologists who are highly specialized in reading lung CT scans. Because the sensitive scans produce a significant number of false positives (detection of abnormalities that are noncancerous), it is essential that the medical team chooses an intervention that does not put the patient at unnecessary risk. If a scan detects an abnormality, Memorial Sloan-Kettering physicians can use minimally invasive techniques to take a biopsy and, if cancer is detected, stage the disease with great precision.

Many options exist to treat early-stage lung cancer while minimizing complications. Some patients can be treated with alternatives to surgery — such as destroying a tumor with tightly focused radiation, freezing it (cryotherapy), or using high-energy electromagnetic waves (radiofrequency ablation).

“For patients with a positive result, our specialists have the expertise to determine the best course of action for each individual case,” Dr. Rizk says. “If lung cancer is diagnosed, our multidisciplinary teams can provide effective therapies that clearly make a difference.”

 

 

 

mskcc.org [en línea] New York (USA): mskcc.org, 25 de julio de 2013 [ref. 17 de junio de 2013] Disponible en Internet: http://www.mskcc.org/blog/msk-offers-new-type-lung-screening-smokers



RADIOTERAPIA ESTEREOTÁXICA EXTRACRANEAL: ALTERNATIVA A LA CIRUGÍA EN PACIENTES ONCOLÓGICOS NO OPERABLES.

31 01 2013

“Gracias a su eficacia y excelente tolerancia, la SBRT abre un amplio abanico de posibilidades en el tratamiento del cáncer como alternativa a la cirugía en el tratamiento local de pacientes no operables y como opción de tratamiento importante en pacientes oligo-metastásicos, en los que, junto con otros tratamientos como la quimioterapia u otras terapias biológicas, contribuye a mejorar la supervivencia libre de enfermedad y a mejorar su calidad de vida”.

- En la mayoría de los estudios, la SBRT obtiene tasas de control local de más del 80 por ciento de las lesiones tratadas, y con mínima toxicidad, estando ya establecida como tratamiento de elección en pacientes no operables, con cáncer de pulmón en estadios precoces, y surgiendo como alternativa interesante a otros tratamientos locales en cáncer de próstata, tumores hepáticos, metástasis hepáticas, óseas, pulmonares, etc

- El curso se organizó por el creciente interés clínico que despierta esta técnica dentro de la especialidad, debido a sus excelentes resultados, y porque se trata de una técnica de altísima precisión que necesita de requerimientos tecnológicos y controles de calidad

- En el encuentro se abordaron múltiples aspectos de la SBRT, se profundizó en la definición de la técnica, en los requisitos tecnológicos y dosimétricos y en los controles de calidad, y también se analizaron las indicaciones, resultados y la evidencia de los estudios clínicos en cáncer de pulmón, tumores hepáticos, pacientes oligometastásicos, cáncer de próstata y otras indicaciones

- En los últimos años, la SBRT ha generado un gran interés y un desarrollo muy importante en España, lo que sitúa a nuestro país, desde el punto de vista profesional y tecnológico, al mismo nivel que muchos centros europeos o americanos, destacando en técnicas como la irradiación con gating de lesiones hepáticas o pulmonares

- Gracias a su eficacia y excelente tolerancia, la SBRT abre un amplio abanico de posibilidades en el abordaje del cáncer como alternativa a la cirugía en el tratamiento local de pacientes no operables y como opción de tratamiento importante en pacientes oligo-metastásicos

 

 

“La radioterapia estereotáxica extracraneal (SBRT) es una técnica de irradiación muy prometedora, ya que en la mayoría de los estudios obtiene tasas de control local de más del 80 por ciento de las lesiones tratadas, y con mínima toxicidad, que ya está establecida como tratamiento de elección en pacientes no operables, con cáncer de pulmón en estadios precoces y que, aunque aún son necesarios más estudios, surge como alternativa interesante a otros tratamientos locales, de la que se pueden beneficiar pacientes con cáncer de próstata, tumores hepáticos, metástasis hepáticas, óseas, pulmonares, etc”.

Ésta es la principal conclusión del primer curso específico del grupo de trabajo de SBRT que se celebra en España, según la Dra. Carmen Rubio, jefa del Servicio de Oncología Radioterápica de HM Universitario Sanchinarro (HMS)-Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC) y co-directora de la jornada, junto al Dr. Miquel Macià.

Este primer curso de SBRT que se organiza dentro de la Escuela Española de Oncología Radioterápica, celebrado hace unas semanas en Barcelona, surge por el creciente interés clínico que despierta esta técnica dentro de la especialidad, “debido a sus excelentes resultados, y porque se trata de una técnica de altísima precisión que necesita para su implementación de una serie de requerimientos tecnológicos y controles de calidad que es necesario establecer”, en palabras de la experta.

Así, dirigido tanto a oncólogos radioterápicos como a radiofísicos, en el encuentro se abordaron múltiples aspectos de la SBRT, se profundizó en la definición de la técnica, en los requisitos tecnológicos y dosimétricos y en los controles de calidad, y también se analizaron las indicaciones, resultados y la evidencia de los estudios clínicos en cáncer de pulmón, tumores hepáticos, pacientes oligometastásicos, cáncer de próstata y otras indicaciones.

Requerimientos y controles de calidad

En cuanto a los requerimientos tecnológicos y controles de calidad para implementar la SBRT definidos en la jornada, los primeros podrían agruparse en tres bloques: “El primero incluye una adecuada identificación del tumor o volumen a irradiar, para lo que hay que emplear estudios de imagen con TAC, TAC 4D, y en muchos casos resonancia o PET; en segundo lugar, son necesarios sistemas de planificación que permitan realizar una dosimetría del alto gradiente y alta conformación como la radioterapia conformada 3D o la radioterapia de intensidad modulada (IMRT) para poder administrar dosis altas al tumor y dosis bajas a los tejidos sanos de alrededor”, explica la Dra. Rubio, mencionando en tercer lugar la necesidad de disponer de “aceleradores de última generación que incorporen sistemas de imagen guiada que verifiquen y aseguren la precisión del tratamiento, incluso controlando el posible movimiento del tumor durante la irradiación”.

Finalmente, para la jefa del Servicio de Oncología Radioterápica de HMS-CIOCC, todos estos requisitos imprescindibles de la SBRT requieren igualmente de un “exhaustivo y preciso control para asegurara la calidad de estos tratamientos”.

Hipofraccionamiento, preparación, dosis y beneficio-riesgo

Los expertos reunidos en el curso pusieron sobre la mesa también las últimas novedades el hipofraccionamiento, que es la base radiobiológica de la SBRT, ya que permite administrar con seguridad, en una o un número limitado de sesiones, dosis muy altas al tumor.

“Estas dosis altas por fracción no sólo producen una mayor destrucción directa del ADN de las células tumorales -indica la experta-, sino que también producen reacciones moleculares que alteran el microambiente tumoral, induciendo la apoptosis de células endoteliales y la destrucción de otros subtipos celulares”. Por tanto, “la dosis equivalente biológica de estas dosis altas por fracción es mayor que la que producen los fraccionamientos estándar, aunque son necesarios más estudios radiobiológicos que establezcan los esquemas de fraccionamiento más adecuados en función del tipo de tumor, volumen y localización y su relación con estructuras sanas”, precisa.

En cuanto a las fases de preparación, administración y verificación de estos tratamientos, la Dra. Rubio asegura que hay consenso entre los especialistas respecto a los requerimientos necesarios para cada una de las fases del proceso de irradiación con SBRT, aunque matiza que hay diferentes técnicas de irradiación que dependen de los equipos y diferentes formas de cuantificar y controlar el movimiento del tumor, como los sistemas de gating o tracking, que aumentan la precisión de la SBRT de lesiones hepáticas o pulmonares, irradiando menor cantidad de tejido sano pero que obligan a colocar previamente marcadores internos fiduciales.

El balance beneficio-riesgo de estos tratamientos en lo relativo a su toxicidad es otra de las ventajas de la SBRT, debido a que “su eficacia es muy alta: en la mayoría de los estudios el control local de las lesiones irradiadas es mayor del 80% a 2-3 años, y las toxicidades descritas son muy bajas; resultados que hacen que esta técnica tenga un gran interés clínico”, en palabras de la co-directora de la jornada. No obstante, reconoce que el seguimiento de algunas series es aún corto y se requieren seguimientos más prolongados que confirmen los resultados a más largo plazo.

Protocolos y balance internacional

El objeto del encuentro no era consensuar protocolos e indicaciones de la SBRT de las diferentes patologías, sino describir los protocolos de los estudios clínicos más relevantes; sin embargo, el grupo de SBRT español ha creado subgrupos de trabajo entre cuyos objetivos está precisamente consensuar protocolos de SBRT por patologías y plantear estudios prospectivos multicéntricos nacionales.

Igualmente, el curso reunió a expertos de España, Francia, Portugal, Bélgica y Estados Unidos, lo que permitió analizar la homogeneidad del nivel internacional en cuanto a la aplicación y resultados de la SBRT, una técnica reciente pero que en los últimos cinco años ha generado un gran interés y un desarrollo muy importante en nuestro país, lo que “nos sitúa, desde el punto de vista profesional y tecnológico, al mismo nivel que muchos centros europeos o americanos, y pese a que nuestras series son, en general, más cortas y con menos seguimientos, destacamos en técnicas como la irradiación con gating de lesiones hepáticas o pulmonares”, valora la experta.

En definitiva, para la Dra. Rubio, “gracias a su eficacia y excelente tolerancia, la SBRT abre un amplio abanico de posibilidades en el tratamiento del cáncer como alternativa a la cirugía en el tratamiento local de pacientes no operables y como opción de tratamiento importante en pacientes oligo-metastásicos, en los que, junto con otros tratamientos como la quimioterapia u otras terapias biológicas, contribuye a mejorar la supervivencia libre de enfermedad y a mejorar su calidad de vida”.

 

 

Noticiasmedicas.es [en línea] Cádiz (ESP): noticiasmedicas.es, 31 de enero de 2013 [ref. 12 de junio de 2012] Disponible en Internet: http://www.noticiasmedicas.es/medicina/noticias/15254/1/La-radioterapia-estereotaxica-extracraneal-sbrt-es-una-tecnica-de-irradiacion-muy-prometedora-que-obtiene-tasas-elevadas-de-control-local-con-minima-toxicidad/Page1.html



Mutaciones en el gen BRG1 otorgan resistencia a hormonas en cáncer de pulmón

19 03 2012

El 30% de pacientes de cáncer de pulmón de célula no pequeña presentan alteraciones en este gen.

El ácido retinoico (vitamina A) y los corticoides son hormonas que se encuentran a nuestro cuerpo que protegen del estrés oxidativo, disminuyen la inflamación y están implicadas en procesos de diferenciación celular. Ya que una de las características de los tumores es que sus células han perdido la capacidad de diferenciarse, estas hormonas tienen propiedades útiles para prevenir el cáncer. Actualmente, el ácido retinoico y los corticoides se están utilizando para el tratamiento de algunos tipos de leucemia.

Vista al microscopio de células de cáncer de pulmón, tratadas con ácido retinoico y corticoides, que tienen BRG1 mutado (rojas) y que tienen BRG1 restituido (verdes). Se observan diferencias morfológicas porque las verdes de diferencian en células pulmon

Vista al microscopio de células de cáncer de pulmón, tratadas con ácido retinoico y corticoides, que tienen BRG1 mutado (rojas) y que tienen BRG1 restituido (verdes). Se observan diferencias morfológicas porque las verdes de diferencian en células pulmon

Un estudio liderado por el grupo de investigación de Genes y Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) ha demostrado que la pérdida del gen BRG1 implica una carencia de respuesta de las células a estas hormonas, y por lo tanto el tumor puede continuar creciendo. Los resultados del estudio se han publicado en la revista EMBO Molecular Medicine.

El gen BRG1

El grupo de Genes y Cáncer del IDIBELL liderado por la investigadora Montse Sánchez-Céspedes descubrió hace unos años que el gen BRG1, supresor de tumores, está inactivado en el cáncer de pulmón de célula no pequeña por mutaciones genéticas. “La proteína BRG1 forma parte de un complejo remodelador de cromatina que regula la expresión de varios genes”, ha explicado la investigadora, “y está relacionado con la diferenciación de las células pulmonares, ya que permite la respuesta de las células a determinadas hormonas y vitaminas del ambiente como la vitamina A o los corticoides”.

Cuando BRG1 está mutado y por lo tanto inactivo, las células tumorales no responden a la presencia de estas hormonas y continúan creciendo y expandiéndose. Por este motivo, estos tipos de tumores son refractarios a tratamientos con estas sustancias.

Aplicación clínica

“Por el momento”, advierte Montse Sánchez-Céspedes, “no somos capaces de restituir la funcionalidad de un gen supresor de tumores como es BRG1 en los pacientes. Por lo tanto, todavía estamos muy lejos de una aplicación terapéutica pero el descubrimiento nos permite conocer mejor la biología de los tumores. Lo que queremos hacer en un futuro inmediato es buscar agentes que destruyan específicamente las células con BRG1 mutado, siguiendo la estrategia de los letales sintéticos”.

En cualquier caso, el hallazgo sí puede ser útil en el avance de la medicina personalizada, ya qué “explica porque los pacientes con cáncer de pulmón son resistentes a estos tratamientos y podría servir para descartar las terapias con derivados de hormonas lipídicas en pacientes que presenten mutaciones en BRG1, no sólo en cáncer de pulmón, sino también en cáncer de mama y próstata, entre otros”.

Referencia del artículo

Romero, O.*, Setien, F.*, John S., Giménez-Xavier P.*, Gómez-López G., Condom E.*, Villanueva A.*, Hager G. and Sánchez-Céspedes M.*. The tumor supressor and chromatin remodeling factor BRG1 antagonizes Myc Activity and promotes cell diferentiation in human cancer. EMBO Molecular Medicine. Doi 10.1002/emmm.201200236.

Idibell.cat [en línea] Barcelona (ESP): idibell.cat, 19 de marzo de 2012 [ref. 15 de marzo de 2012] Disponible en Internet: http://www.idibell.cat/modul/noticias/es/340/mutaciones-en-el-gen-brg1-otorgan-resistencia-a-hormonas-en-cancer-de-pulmon